Varios vecinos de San Antonio de Benagéber (Valencia) y la oposición en bloque han pedido este jueves en el pleno municipal del Ayuntamiento la dimisión del alcalde de la localidad, el 'popular' Eugenio Cañizares, —imputado por supuesta prevaricación administrativa—, quien se resiste a dejar el cargo.

El juzgado de Instrucción número 6 de Paterna (Valencia) ha imputado esta semana al alcalde y al ya exconcejal del PP Felipe del Baño, quien anunció el pasado fin de semana que dejaba la Concejalía y atribuyó su dimisión a motivos "estrictamente personales".

Al inicio del pleno, el alcalde, Eugenio Cañizares, ha dado cuenta de la renuncia de Felipe del Baño —que será sustituido por Inmaculada Banacloy—, a quien ha deseado "suerte en su devenir político". En respuesta a estas palabras, varios vecinos del municipio, que estaban en el público, han sacado varias pancartas en las que se podía leer 'Alcalde dimissió'.

La oposición ha propuesto una moción conjunta. Los tres grupos —PSPV, Plataforma por San Antonio y Agrupación Independiente— han presentado de forma verbal el texto, tras un receso del pleno para que pudieran hablar.

De este modo, han pedido la dimisión "inmediata y efectiva" del alcalde, así como el rechazo a la utilización de los servicios jurídicos municipales para Cañizares y del Baño y han reclamado que el juzgado solicite una garantía de, como mínimo, 50.000 euros a cada imputado "para certificar que no habrá pérdida económica para el municipio".

Aunque la oposición ha pedido que el primer edil se abstuviera de participar en la votación, sí lo ha hecho. De este modo, ha habido un empate con seis votos a favor y seis en contra, que se ha repetido cuando se ha realizado una segunda votación. Finalmente, se ha rechazado la moción por el voto especial del alcalde.

"dimitir es una cosa personal"

Eugenio Cañizares ha manifestado que esta moción "no es urgente" y ha añadido que dimitir "es una cosa personal". Además, ha añadido: "Hacer juicios paralelos es algo que no debo hacer".

Por su parte, Enrique Daniel Santafosta, de la Agrupación Independiente de San Antonio de Benagéber, ha denunciado que se trata de un caso "grave" por el que el alcalde debe dimitir. "Ahora será el juez quien le haga las preguntas que desde esta tribuna tantas veces hemos hechos", ha destacado.

Asimismo, el edil de la Plataforma Por San Antonio, Ramón Orozco, ha subrayado que "la línea roja de Fabra ha sido traspasada" y ha añadido: "Han ensuciado el nombre de San Antonio y no sólo queremos que lo limpien, si no que no nos cueste dinero".

Del mismo modo, la edil del grupo socialista, Elena Retamosa, ha hecho hincapié en que "el descrédito a la política lo generan casos como éste". A su juicio, "es un despropósito que el alcalde esté imputado por el ejercicio de su cargo".

INVESTIGACIÓN

La Fiscalía abrió este año diligencias de investigación sobre Cañizares y Del Baño en relación con la denuncia presentada por la Plataforma SAB por el pago, en el primer caso, de 50.000 euros a una empresa por 5.000 libros inexistentes, y en el segundo, además, por la contratación verbal de unos supuestos trabajos de jardinería.

El ministerio público remitió el asunto al juzgado y solicitó la imputación del primer edil como "directo interviniente" en el "encargo cuyo procedimiento de adjudicación deberá aclararse, de 5.000 libros, facturados indiciariamente a instancias suyas y/o del señor del Baño como responsables del Ayuntamiento, sabiendo que no se habían editado esos libros, y se pagaron íntegramente y que, a fecha actual, aún no se han editado".

La Plataforma SAB denunció originariamente los hechos en relación con los 5.000 libros conmemorativos de San Antonio de Benagéber supuestamente encargados en 2007 a una empresa por los que el Ayuntamiento pagó en 2012 un total de 49.880 euros. De acuerdo con esta denuncia, además, el consistorio "recibió una subvención equivalente de la Conselleria por esos libros, a pesar de que nunca han existido".

Consulta aquí más noticias de Valencia.