El presidente de la Fundación Banco de Alimentos de Sevilla, Juan Pedro Álvarez, ha manifestado este jueves, a cuenta del nombramiento del esposo de la concejal popular Dolores de Pablo-Blanco como gerente de esta entidad que recibe subvenciones municipales, que la organización encargó a una empresa especializada en recursos humanos la selección de candidatos para el puesto y él mismo eligió a esta persona entre la "terna" final, porque era quien "más se adaptaba al puesto". Álvarez explica, además, que el esposo de la edil decidió en principio no aceptar el puesto ante posibles incidencias, pero él mismo le convenció para que aceptase.

En declaraciones a Europa Press, Juan Pedro Álvarez ha reaccionado a las voces "malintencionadas que interpretan" la designación del esposo de la edil de Familia, Asuntos Sociales y Zonas de Especial Actuación, Dolores de Pablo-Blanco, como gerente de la Fundación Banco de Alimentos, que figura entre las entidades de solidaridad social subvencionadas por el Consistorio.

El presidente de la organización ha explicado que la Fundación Banco de Alimentos encargó a "una empresa especializada" en materia de recursos humanos, en este caso Dopp Consultores, la selección de una serie de aspirantes para la Gerencia de la entidad y la misma buscó "los candidatos idóneos en base a un perfil que se hizo conjuntamente". "Me presentaron una terna de candidatos, entre ellos el suyo (en referencia a Ignacio Candau García), y por su perfil y su currículo, era el que más se adaptaba al puesto", ha defendido.

Álvarez ha manifestado que él mismo comunicó al esposo de la concejal las posibles incidencias relativas a su designación en el cargo dado el rol de su esposa como concejal del área del Ayuntamiento encargada de las subvenciones en materia de ayuda social, asegurando que Ignacio Candau García, al ser puesto al corriente de este aspecto, "dijo en un primer momento que no iba a aceptar el puesto por el tema de su mujer, pero yo le convencí".

Reunión en el patronaro

En ese sentido, ha detallado que él mismo propuso al patronato de la Fundación Banco de Alimentos, del que el Ayuntamiento forma parte a través de la figura del concejal o la concejal de asuntos sociales, el nombramiento de Candau García como gerente y la edil Dolores de Pablo no asistió a propósito a la sesión destinada a debatir este aspecto, aprobado finalmente por unanimidad. "Yo le advertí de que su marido era el candidato principal para el puesto. No fue a esa reunión del patronato y desde el nombramiento, no ha asistido a ninguna otra".

"La Fundación ha elegido a la persona más idónea. Tampoco se puede perjudicar a esta persona por razones de parentesco", ha manifestado defendiendo que tiene "la conciencia tranquila" y la "transparencia" del Banco de Alimentos de Sevilla está garantizada a través de las auditorías contratadas con la consultora especializada 'Deloitte' y las realizadas por la Fundación Lealtad, dedicada a la promoción de las buenas prácticas en las ONG.

Finalmente, ha recordado que el Ayuntamiento ha "ayudado desde siempre" a esta institución que funciona "desde 1997" en unas dependencias municipales y que ya recibía ayudas municipales antes de la designación de Candau como gerente, y ya antes del desembarco del PP en la Alcaldía hispalense.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.