El grupo de gobierno del Ayuntamiento de Santiago (PP) ha aprobado este jueves con sus votos la Cuenta General municipal correspondiente al año 2013, que representa la "imagen fiel" de la situación económica de la localidad.

Así lo ha señalado durante el Pleno Municipal el concejal de Hacienda, Ramón Quiroga, que ha defendido, frente a las críticas de la oposición, que esta cuenta no está realizada por el gobierno, sino "por los técnicos municipales" y es a "imagen" de la contabilidad real del municipio.

En su primera intervención, Quiroga ha destacado la "mejora de la liquidez inmediata y de la solvencia a corto plazo" del ayuntamiento entre 2010 y 2013, la bajada del endeudamiento y el crecimiento del gasto por habitante, que se sitúa "similar al de épocas de bonanza". "En general, mejoran todos los indicadores financieros", ha resumido.

El concejal ha apuntado que las cifras de esta Cuenta General "demuestran el esfuerzo" del gobierno local para "acompasar ingresos y gastos", y, "sobre todo", en el ámbito del "control del gasto".

Ramón Quiroga ha cifrado en 70 millones el endeudamiento municipal en julio de 2011 y ha sostenido que desde esa fecha se han pagado 30 millones de endeudamiento.

Sin embargo, el portavoz socialista, Francisco Reyes, ha sostenido que, en el momento del traspaso de poderes entre el gobierno bipartito y el del PP, la deuda municipal ascendía a 55,8 millones de euros, por lo que ha acusado a los populares de "incrementarla" en los primeros meses de su mandato. "Están engañando a la ciudadanía diciendo que existe un agujero negro en las cuentas que no existe", ha sentenciado, al tiempo que ha acusado al gobierno de "trampas contables".

Por su parte, el portavoz local del BNG, Rubén Cela, ha criticado en particular la reducción del capítulo de gastos de personal, "uno de los más castigados por el PP", aunque "no todo el personal por igual". Cela ha preguntado al equipo de gobierno por el incremento del personal de confianza.

Finalmente, Rubén Cela ha llamado también la atención sobre el "bajísimo nivel de ejecución de las inversiones presupuestadas", una cuestión que "no se justifica en época de crisis".

Edar a silvouta

El pleno local de Santiago ha aprobado también este jueves, con los votos en contra de BNG y PSOE, los aspectos económicos del convenio suscrito entre Augas de Galicia, el Ayuntamiento de Santiago y la sociedad estatal Aguas de las Cuentas de España para actuaciones de mejora en la Estación Depuradora de A Silvouta.

El convenio incluye una inversión total en la obra de 4,7 millones de euros más IVA, , de los que 3,7 serían aportados por Fondos Feder y los restantes a partes iguales entre el ayuntamiento y Augas de Galicia. En el pleno municipal los grupos debatían sobre la necesidad de incrementar el porcentaje máximo de pago por anualidad, que superaba el legalmente establecido.

Tanto BNG como PSdeG han manifestado su oposición al acuerdo traído al pleno dado que el convenio fija un "límite máximo" para la aportaciones tanto de Aguas de Galicia como de Aguas de las Cuencas de España, mientras que Santiago aportaría ""el resto del importe de la inversión", algo que genera "indeterminación".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.