El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha criticado este jueves la lentitud que ha tenido la UE en reaccionar ante la crisis ucraniana, y ha dicho tener "la sensación de que esta Europa se ocupa más de Escocia que de Ucrania, que también es curioso".

Lo ha dicho al inaugurar la Fira Agrària de Sant Miquel de Lleida, y ha centrado parte de su discurso en valorar las consecuencias que tiene para el sector agroalimentario catalán el veto ruso a las exportaciones de productos agrícolas de origen comunitario.

En opinión de Mas, en el conflicto entre Ucrania y Rusia, la UE ha reaccionado tarde y de manera insuficiente, y en una de sus primeras intervenciones con un tono crítico hacia la UE, ha dicho: "A Europa le cuesta moverse, es una máquina lenta".

Mas ha hecho una defensa de la competitividad de las empresas catalanas, y ha vuelto a destacar que territorios de pequeño tamaño como Suecia son más eficientes que los grande Estados, lo que demuestra que "no importa el tamaño del país, lo importante es hacer las cosas bien".

En un acto junto al alcalde de Lleida, Àngel Ros, el conseller de Agricultura, Josep Maria Pelegrí, y el presidente de la Diputación de Lleida, Joan Reñé, ha citado el centenario de la Mancomunitat de Catalunya, y ha detacado: "Con mentalidad moderna, del siglo XXI, Catalunya quiere seguir gobernándose a sí misma".

Tras destacar que Catalunya ha sido un territorio capaz de gestionarse con talento y afrontar correctamente varias oleadas de inmigración, ha destacado que en estos momentos "hay mucha gente que cree en el país, más allá de los defectos que tiene el país, que los tiene".

Consulta aquí más noticias de Lleida.