La Policía Científica lleva más de diez horas de registro en la vivienda vacía ubicada en el número 3 de Santa Virgilia, donde presuntamente el pederasta de Ciudad Lineal, detenido ayer en Santander, cometió las violaciones a las menores.

El presunto pederasta se encuentra presente en este registro, que ha acaparado la atención de numerosos medios de comunicación y algunos vecinos que se han ido acercando a lo largo de la mañana para interesarse por lo ocurrido.

Los agentes de la Policía nacional llevan registrando desde primera hora de este jueves una vivienda vacía donde pudo actuar el presunto pederasta, una labor que se está llevando a cabo delante del detenido y su abogado, han confirmado a Europa Press desde la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

El presunto agresor sexual ha llegado a la vivienda sobre las 9.22 horas. El coche policial camuflado en el que iba a bordo ha sido recibido a gritos y con abucheos por parte de vecinos presentes en el entorno del domicilio.

La Policía ha hallado en el domicilio en el que vivía el presunto pederasta de Ciudad Lineal un bote de crema que, según los investigadores, es el mismo que compró el detenido en el establecimiento el día que llevó a cabo su última acción conocida al raptar a una niña de origen dominicano, han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

El ahora detenido había raptado a la menor a la que dejó unos minutos en el interior del coche mientras él acudía a comprar la crema ahora encontrada en su casa. Fue el 22 de agosto y el pederasta estuvo con la niña cerca de una hora y media.

Estas mismas fuentes han añadido que en ese mismo registro realizado en la casa de su madre donde vivía el acusado han encontrado una multa de tráfico a un coche Toyota, precisamente la marca del coche que, según las investigaciones, usó el acusado en sus primeras acciones. Posteriormente cambió a un Citroën Xsara Picasso.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.