Pablo López, abogado de 37 años y militante del PSPV desde 2005, ha presentado su precandidatura a las primarias locales del partido para ser el cabeza de lista de cara a las próximas elecciones municipales en Alicante. López, en declaraciones a Europa Press, ha defendido que se postula como posible alcaldable del Partido Socialista ante la situación "lamentable" de su propia formación.

Así, el precandidato ha criticado los "escándalos de corrupción, apaños y chanchullos internos, y sobre todo que no ha habido una oposición clara en el último año al Partido Popular", lo que ha motivado la presentación de sus propuestas debido "al ambiente que he palpado en algunos militantes y compañeros, gente de izquierdas". Ante este contexto, "con lo que tiene el PP, tenemos la posibilidad de, en mayo, no poder ser alternativa para esta ciudad", ha advertido López.

Para el aspirante a candidato socialista, es "intolerable" la imagen que el PSPV ha dado en la última legislatura, "la de un partido sumido en el caos que no ha dejado trabajar a los concejales que, nos gustaran o no, han sido los que han elegido los ciudadanos". López ha criticado que "se han hecho cambios en la ejecutiva local de personal, sin respetar, se han echado a asesores sin avisarles" y ha denunciado que "se ha creado una especie de ETT dentro del partido para premiar a la ejecutiva".

López ha responsabilizado al secretario general y rival en las primarias, Gabriel Echávarri, de esta situación. "Esto es lo que hay desechar, la imagen del tejemaneje, del apoyo a cambio de un puesto de trabajo, lo perciben los ciudadanos, y especialmente, el militante". "Él —Echávarri— es el secretario general y, por lo tanto, tiene toda la responsabilidad", ha dicho, y ha añadido que "se están utilizando organismos públicos para favorecer o premiar apoyos internos, creo que eso es intolerable, y Echávarri es el responsable".

Propuestas para alicante

López ha conformado un programa de propuestas que se basa en cuatro conceptos. Por un lado, el precandidato ha planteado, en lo referente a la infraestructura urbanística, "empezar de cero un nuevo Plan General de Ordenación Urbana, acorde a las necesidades actuales", así como "la defensa de la cultura y la lengua valenciana, el fomento del deporte base y, sobre todo, exigir infraestructuras necesarias para la ciudad a la Generalitat como el tercer hospital, que se inicie el centro de congresos y que se rehabiliten los colegios, que se construyan nuevos centros".

El militante socialista también ha abogado por realizar "presupuestos participativos donde cada ciudadano se implique en el gobierno de la ciudad, y puedan decidir a través de asambleas y votaciones dónde va el dinero". Asimismo, López ha apostado por destinar "becas de comedor, todo el año para todos los niños", y, además, "exigir una auditoría de las cuentas, no sabemos cómo ha dejado el PP este ayuntamiento" y aplicar "mayor transparencia" en las adjudicaciones de contratos municipales.

López ha admitido no conocer las propuestas de sus contrincantes en las primarias, aunque ha indicado que se siente más cercano de Fernando Javier Fernández que de Echávarri, "por, quizás, ser más de izquierdas" y porque del dirigente socialista solo sabe "que lleva dos años preparando la candidatura".

"no concibo juego sucio"

El precandidato del PSPV ha manifestado que "no concibo que haya juego sucio" en la campaña de primarias, y ha apuntado que "son otros los que quizá puedan tener ciertos vínculos con lo más oscuro del partido", en referencia al actual secretario general local y precandidato. "Muchas de las cosas que quiero cambiar en parte son consecuencia de otros que se presentan", ha subrayado López en ese sentido.

El tercer precandidato socialista, tras Fernández y Echávarri, se ha mostrado optimista en referencia a la obtención de los 180 avales necesarios para oficializar su candidatura: "Creo que los voy a tener".

Consulta aquí más noticias de Alicante.