El portavoz y secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, ha mostrado el "pesar" de los obispos por la muerte del religioso español Manuel García Viejo, que fue repatriado a España desde Sierra Leona la madrugada del lunes y ha fallecido este jueves a causa del ébola.

"Nuestro pesar por la muerte por el Ébola del H. Manuel García. Su ejemplo de amor evangélico a los demás como misionero es su mejor herencia", reza el mensaje publicado este jueves por Gil Tamayo en la red social Twitter.

El misionero español Manuel García Viejo ha fallecido este jueves en el Complejo Hospitalario La Paz-Carlos III de Madrid en el que se encontraba ingresado desde este lunes. Su estado de salud era "grave" desde su llegada a España ya que presentaba una "importante deshidratación" y una afectación hepato-renal. Además, en las últimas horas había sufrido un "empeoramiento" como consecuencia de su "delicado estado de salud".

El religioso, de 69 años, trabajaba como director médico del Hospital San Juan de Dios en la ciudad de Lunsar y pertenecía desde hacía 52 años a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (OHSJD). Asimismo, había dedicado los últimos 30 años de su vida a trabajar en África.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.