El consejo de administración de la Empresa Municipal de Saneamientos (Sadeco) ha aprobado este jueves su previsión de ingresos y gastos para el próximo ejercicio de 2015 que prevé, por cuarto año consecutivo, concluir con superávit, en esta ocasión de 227.402 euros.

El documento presupuestario presentado por la dirección y gerencia de la entidad, consolida una cuenta de explotación positiva en línea con los resultados establecidos en el Plan Estratégico de Empresa vigente hasta 2017 y continúa en la senda del equilibrio económico pese a la congelación de tasas municipales que entrarán en vigor el año entrante, según informa Sadeco.

En el capítulo de ingresos, se esperan superar los 46 millones de euros, un 1,31 por ciento más que en este 2014. En este apartado, la gestión de residuos representará el 41,17 por ciento de la cifra de negocios prevista, seguida de las transferencias municipales que para 2015 contempla una subida del 2,74 por ciento sobre las de este ejercicio, pasando de los 16.429.758 euros actuales a 16.879.758 euros.

De todas las transferencias, es la limpieza viaria la que más se incrementa, un 3,86 por ciento. El resto —limpieza de colegios y edificios municipales, control de plagas, limpieza de wc y control animal— aumentarán un uno por ciento. Las transferencias municipales que financian la prestación de estos servicios públicos representan el 37,76 por ciento de la cuenta de explotación de Sadeco.

El cuadro de ingresos lo completa la facturación externa y venta de subproductos, el 18,23 por ciento de la cifra de negocio, y las encomiendas municipales que suponen el 2,84 por ciento del total presupuestado.

Por otra parte, los gastos en 2015 se cifran en 45.850.915 euros, de los que el 63,74 por ciento se destina al capítulo de personal (29 millones de euros), aumentando con respecto al 2014 un 1,5 por ciento. El objetivo es consolidar una plantilla media de 715 trabajadores.

Cabe destacar que Sadeco volverá, por última vez, a dotar con 400.000 euros la aportación extraordinaria al plan de pensiones de los trabajadores con el que se compensa el recorte salarial llevado a cabo en 2012 por la aplicación de la norma estatal que obligó a suprimir el abono de la paga extra a los empleados del sector público.

Mientras, el resto de gastos se encuadran en aprovisionamientos, más del 18 por ciento del total, y explotación, cerca del diez por ciento.

Crece la inversión y baja la deuda

La inversión prevista en el ejercicio es de 1.835.000 euros, con un crecimiento con respecto al 2014 del 215 por ciento. Buena parte de esta partida irá destinada a realizar la quinta fase de la ampliación del vertedero municipal, cuyo coste es de 1.100.000 euros y que asegurará el depósito de residuos para los próximos cinco o seis años.

Además de esta infraestructura, Sadeco procederá en el año venidero a la renovación de los contenedores de carga lateral de la ciudad a partir de la primavera del 2015, proyecto que por su incidencia sobre el modelo de recogida de residuos se llevará a cabo con un plan técnico específico. Las inversiones también recogen la adquisición de maquinaria más moderna.

En cuanto a la deuda financiera se refiere, tras años de pérdidas continuadas superiores a los 4,6 millones hasta el año 2011, ésta se ha ido rebajando paulatinamente y se espera que a finales de 2015 esté por debajo de la cifra de los cuatro millones de euros y quede en no más de 3.900.000 euros.

Valor añadido del empleo generado

En el documento presupuestario presentado se detallan tanto los objetivos de la empresa como las rentas que se prevé generar, siendo en este último caso, la primera vez que se cuantifica la riqueza que se genera en la ciudad.

En el primer capítulo quedan expuestas como metas para 2015 la continuidad en la implementación de la nueva imagen corporativa de Sadeco, la definición del modelo de recogida de residuos, la implantación del portal del empleado, la cumplimentación de la Ley de Transparencia y la consolidación y renovación de la plantilla de la empresa.

En el apartado de rentas a generar, que se establecen como riqueza que repercute en la ciudad, se cuantifican, de un lado, los salarios de los empleados (algo más de 21 millones de euros en sueldos), y de otro, el número de personas que serán beneficiarios de empleo en algún momento del año, cifra que alcanza las 873 personas —incluyendo a los 715 miembros de la plantilla—.

En cuanto al empleo indirecto, se prevé la generación de riqueza por valor de más de 13,5 millones de euros, contabilizando los aprovisionamientos, los servicios exteriores y las inversiones, lo que supone empleo derivado para unas 333 personas.

El resultado final, por tanto, serán 34,5 millones de euros y 1.206 empleos —entre directos e indirectos— que revierten en la sociedad cordobesa.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.