El Hospital San Juan de Dios del Aljarafe (Consorcio Sanitario Público del Aljarafe) acaba de completar la integración del electrocardiograma (ECG) digital en la historia clínica electrónica del paciente.

De este modo, según se ha informado desde el propio centro hospitalario en una nota de prensa, los profesionales implicados en el proceso asistencial de un paciente pueden ser consultar y visualizar de manera inmediata, en la historia clínica electrónica, todos los electrocardiogramas del hospital realizados en urgencias, hospitalización, consultas o quirófanos, lo que facilita su diagnóstico y tratamiento.

Este centro sanitario es uno de los primeros centros hospitalarios del Sistema Sanitario Público de Andalucía en incorporar el electrocardiograma digital completamente integrado en el sistema informático.

El electrocardiograma es la representación gráfica de la actividad eléctrica del corazón, mediante un electrocardiógrafo. El resultado, obtenido de la colocación de electrodos en el cuerpo del paciente, es una gráfica representada sobre una hoja milimetrada. Se trata de una prueba diagnóstica no invasiva, económica y con resultados inmediatos, lo que la convierte en un procedimiento de uso muy frecuente junto a las pruebas diagnósticas de laboratorios y radiológicas.

La integración del ECG supone un elemento clave en seguridad clínica dado que permite consultar y comparar los registros electrocardiográficos previos realizados al paciente en todos los ámbitos del hospital, asimismo facilita la toma de decisiones clínicas y el seguimiento del paciente.

Mayor capacidad resolutiva

El desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en el Hospital San Juan de Dios del Aljarafe y la extensión de la historia clínica electrónica está permitiendo que los profesionales del centro aumenten su capacidad resolutiva.

Este centro hospitalario cuenta con un importante desarrollo del sistema de historia clínica habiendo integrado en ella todas las pruebas diagnósticas del laboratorio, radiológicas, pruebas digestivas y de neumología, así como algunas pruebas de acto único de ginecología. Además se está trabajando en la integración de diversas pruebas oftalmológicas.

De esta forma, la historia clínica electrónica va adquiriendo mayor volumen de datos y de imágenes. Cuantas más pruebas diagnósticas se puedan integrar en la misma, más información clínica contendrá sobre el paciente que podrá ser compartida, hecho fundamental para los profesionales sanitarios que controlan y vigilan su estado de salud.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.