El Parlamento de Andalucía ha rechazado este jueves, con los votos de PSOE-A e IULV-CA, una iniciativa del PP-A en la que se pedía a la Junta que garantizase un procedimiento de sustituciones del profesorado "transparente y ágil" y eliminase los cupos de horas de sustituciones que el Gobierno andaluz "asigna a los centros y que impiden garantizar la sustitución eficaz de todas las bajas y ausencias".

Con esta proposición no de Ley, el PP-A también ha intentado que la Junta tome las medidas necesarias que permitan volver a modificar los criterios que configuran las plantillas docentes en los centros educativos de Andalucía y evitar, de este modo, "la drástica reducción de los cupos del profesorado que los nuevos criterios están provocando en el sistema educativo andaluz".

En defensa de esta iniciativa, la diputada 'popular' Marifrán Carazo ha recordado que las sustituciones en la comunidad están reguladas por una orden de 2010 que establece que son los directores de los centros los que tienen la potestad de decidir cuándo se sustituirá al profesorado por personal externo o cuándo se hará con los recursos propios del centro y que, aunque "supuestamente venía a resolver el viejo problema de un sistema de sustituciones lento e ineficaz, nunca ha funcionado correctamente".

"Nació ya viciada al conceder a los directores una competencia más virtual que real, al estar limitada por la existencia de cupos exiguos de sustitución cuya asignación se reservó la Consejería para cada centro y curso escolar", ha esgrimido la parlamentaria, que ha insistido en que esta orden "nunca se ha cumplido" como tampoco se ha "cumplido nunca" el Real Decreto Ley de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo, aprobado por el Gobierno de España en 2012.

"Ni uno ni otro", ha resumido Carazo, para quien a este grave problema ha venido a sumarse, para el presente curso, la modificación de los cupos del profesorado en los centros educativos andaluces que ha llevado a cabo la Consejería de Educación y que "está provocando, además de una reducción drástica del profesorado en Andalucía, un importante perjuicio para la organización, funcionamiento y vida interna de los centros educativos".

Según la 'popular', los andaluces están "cansados" ya de que la Junta de Andalucía "no cumpla las leyes" y, sobre todo, de que echen la culpa "de todo a los demás" cuando, a su juicio, "la realidad es que este conjunto de medidas suponen la aplicación de nuevos recortes en la educación" por parte de la Administración autonómica.

"Los recortes se están palpando y lo saben las familias y los profesores, pero con su poca altura de miras mucho me temo que todas las cuestiones y problemas que nos quedan por abordar no van a ser capaces de hacerlo; no sólo porque no lo han hecho hasta ahora para mejorar nuestro sistema educativo, sino porque no lo pueden permitir. Es más fácil esconder la cabeza y culpar a los demás", ha concluido a modo de reproche a PSOE-A e IULV-CA.

PSOE-A E IULV-

Ca culpan al gobierno de los retrasos

Frente a ello, la diputada del PSOE-A Adela Segura ha criticado esta PNL del PP-A al considerar que los 'populares' "saben perfectamente" que el método de sustituciones utilizado en Andalucía en base a la orden de 2010 tuvo "buena acogida" entre los centros y profesores de la comunidad, que en un "80 por ciento manifestó que había sido operativo".

Tras recordar que esta orden permitió en el curso 2011-2012 cubrir bajas de profesores con una media de 1,5 días, la socialista ha señalado que es la norma estatal "la que hace que no se puedan cubrir las sustituciones antes de 11 días y que se tengan que utilizar los propios recursos del centro" para no dejar a los alumnos desatendidos.

En esta línea, la portavoz del PSOE-A ha insistido en que ha sido el Gobierno de la Nación el que se ha "empleado a tornillo" tanto en "encajar este curso la entrada de la Lomce" como en "provocar enfrentamientos" por ello entre el Ministerio y todos los sectores de la comunidad educativa. Por eso, ha pedido a los 'populares' andaluces que le reclamen al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que aparque la aplicación de la Lomce porque, al igual que con la del aborto, tampoco hay "consenso" sobre ella.

Por su parte, la diputada de IULV-CA Marina Segura ha felicitado a Carazo por tener "el valor de defender" esta proposición no de ley que, en su opinión, "no hay por donde cogerla" y no por su fondo, con el que incluso podría estar de acuerdo en algunos asuntos la federación de izquierdas, "sino porque es el PP y el Gobierno de la Nación el mayor responsable de los daños que está sufriendo el sistema público educativo andaluz".

"¿No son ustedes quienes se cargaron de un plumazo un sistema andaluz que empezaba a consolidar las sustituciones en 48 horas y que se daban, incluso en menos tiempo?", ha preguntado Segura a la 'popular', a la que ha acusado de presentar una iniciativa "electoralista" que solo busca hacerle un "guiño" a los maestros "cabreados con los recortes del Gobierno central".

Por todo ello, y tras advertir de que ella no tendría "la cara tan dura de apuñalar a alguien y exigirle luego responsabilidades por desangrarse", ha exigido al PP-A que pida en Madrid lo que no es capaz de pedir en Sevilla: "que se deroguen las sustituciones a 10 días laborables, la tasa de reposición del profesorado del diez por ciento, la congelación salarial, el aumento de la ratio, las restricciones en el programa de apoyo y refuerzo, que se aumente la inversión educativa que se han cargado, que se pague el dinero a los andaluces que se nos debe por ley" y, ya puestos, según ha añadido con ironía, que derogue la Lomce como la ley del aborto y "todo el Gobierno".

Mientras tanto, Segura ha anunciado que IULV-CA va a presentar una iniciativa para mejorar este sistema de bajas del profesorado pero, a diferencia de la del PP-A según Segura, de forma "seria, completa y trabajada" con los sectores afectados.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.