El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado que "respeta" a quienes ahora reclaman reformas de la Constitución Española, pero ha emplazado a que se respeten también las peticiones de modificaciones constitucionales que se realicen para incluir el derecho a decidir.

Además, ha pedido al PP vasco que se comprometa, junto con el Gobierno español, al "cumplimiento íntegro" del Estatuto, para abandonar "discursos de trincheras" y abrir una "nueva etapa" en la que no existan "recentralizaciones".

Durante la réplica a los grupos parlamentarios en el pleno de política general del Parlamento vasco, Urkullu ha anunciado que la próxima semana iniciará una ronda de contactos con los diferentes grupos parlamentarios.

En su intervención, el presidente del Gobierno vasco ha insistido en que el referéndum escocés "se ha demostrado como un proceso democrático impecable".

Por ello, ha dicho a Quiroga que, por su defensa del proceso de Escocia, no le interpele sobre si quiere "la independencia". En este sentido, ha precisado que reclama el modelo escocés, pero no "la reivindicación" porque "las realidades son absolutamente propias, la de Escocia, la de Cataluña y la vasca".

Asimismo, ha mostrado su respeto porque se hagan propuestas sobre la modificación de la Constitución Española. "De la misma forma en que puedo respetar eso, pido también que se respete cuando se ha planteado en la reforma de la Constitución Española la incorporación del derecho a decidir de la sociedad vasca, que ha sido negada cuando se ha reformado", en alusión al planteamiento realizado por el PNV al modificarse la carta magna para limitar el déficit.

En este sentido, ha destacado que el Parlamento vasco "tiene residenciado el proceso de debate 'diálogo, acuerdo y pacto'". "Y somos conscientes siempre de que el futuro político debe ser ratificado por la sociedad vasca", ha añadido.

Consulta aquí más noticias de Álava.