El Consejo del Agua de la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir, reunido este jueves en Sevilla, ha informado favorablemente el Esquema de Temas Importantes de la cuenca. Con esta aprobación se ha dado luz verde a la revisión del Plan Hidrológico 2016-2021, cumpliendo los plazos previstos en la directiva europea que obliga a los Estados miembros a tener revisados todos sus planes antes de que finalice 2015.

El presidente del ente, Manuel Romero, ha manifestado en un comunicado su "satisfacción" por "el esfuerzo que se está realizando desde el Ministerio para seguir avanzando en el ritmo de planificación y para que la política hidráulica española vuelva a recuperar su protagonismo en Europa".

Tras una primera exposición del texto definitivo por parte del jefe de la Oficina de Planificación Hidrológica, Agustín Pastor, el documento ha sido sometido a la votación de los asistentes, aprobándose con 37 votos a favor, dos en contra y 26 votos en blanco.

Informado favorablemente por el Consejo del Agua de la Demarcación del Guadalquivir, se ha procedido a la consulta del Comité de Autoridades Competentes.

Pastor ha incidido también en el carácter participativo del ETI finalmente aprobado, como muestra el hecho de que "desde la Oficina de Planificación Hidrológica se ha dado respuesta a un total de 32 escritos que han sido incorporados al informe de propuestas, observaciones y sugerencias, elaborado por esta oficina y disponible en la web de la CHG para su consulta pública".

Como resultado del proceso de participación, el borrador que se ha aprobado incorpora diversas modificaciones que obligan al Plan Hidrológico, en su revisión, a profundizar en las aguas subterráneas, redefinir si fuera necesario la masa del río Ojailén a naturaleza muy modificada, impulsar la mejora de la gestión de la CHG —gracias al Plan Hidra, ya en curso— y considerar importantes alternativas para dar solución a los problemas de abastecimiento a la población y a la mejora de la regulación.

También se ha querido destacar las aportaciones realizadas por el sector agrícola, que han incidido en la necesidad de que el plan aborde temas como la masa de agua subterránea de la Loma de Úbeda y la regularización de sus regadíos, la revisión concesional y los procesos erosivos que está sufriendo la cuenca.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.