USO ha informado este jueves de que ha ganado en los tribunales la demanda por conflicto colectivo interpuesta por el presidente del Comité de Empresa contra la supresión unilateral del plus de ruido que Industrias Cárnicas Tello S.A. "quitó" a sus trabajadores desde el 1 de enero de 2012.

La sentencia, aunque se puede recurrir, es ejecutiva y tiene carácter retroactivo, por lo que Tello tendrá que abonar unos 650 euros euros en atrasos a los trabajadores afectados por ella, que además recuperarán en sus nóminas los aproximadamente 20 euros mensuales que les supone este plus, según ha informado el sindicato en nota de prensa.

El sindicato explica que desde hacía más de dos años, las empresas del sector de industrias cárnicas habían decidido de manera unilateral dejar de aplicar el plus de ruido establecido en el convenio colectivo sectorial de industrias cárnicas, con el argumento de que poniéndoles a sus trabajadores tapones o cascos no era necesario pagar el plus de penosidad (ruido).

"Es una sentencia muy importante para los trabajadores de Tello", ha afirmado el sindicato, quien ha indicado que "este juicio fue aplazado a petición de la empresa Industrias Cárnicas Tello a la espera de que se pronunciara la Audiencia Nacional al conflicto que interpuso ANICE (Asociación Empresarios Sector Cárnicas)".

Según USO, "la sentencia deja muy claro que si una empresa quiere dejar de pagar el plus de ruido, debe establecer medidas colectivas que eliminen o reduzcan el ruido del puesto de trabajo y no limitarse a dar unos tapones o cascos a los trabajadores".

Consulta aquí más noticias de Toledo.