El Consejo de Alumnos de la Universidad de Sevilla (Cadus) ha recibido por vía oficiosa —la problemática global se debatirá de manera oficial en Pleno, convocado para el próximo martes 30 de septiembre— peticiones de estudiantes de la sede académica, que pretenden exponer ante la Junta de Andalucía, para que el bono universitario puesto en marcha por el Ayuntamiento de la capital, y que supondrá una rebaja en el transporte estudiantil en los vehículos de la empresa municipal, pueda ver extendido su uso al metro y a los medios de transporte del Consorcio Metropolitano.

Un portavoz del Cadus, César Hoyos, ha explicado a Europa Press que en el Pleno del próximo martes se pondrá al día a los representantes estudiantiles de los trámites y la situación general de la movilidad del alumnado universitario en Sevilla, tras lo cual "se consultará con las delegaciones cuáles serán los siguientes pasos".

Por el momento, el Pleno ya decidió expresas su "tajante" rechazo a la expansión de la zona azul acometida por el Consistorio hispalense. Por lo demás, la opción de extender la rebaja a los transportes de la Junta, medida que ya salió a colación en anteriores debates, será formalmente presentada ante las peticiones estudiantiles.

Hoyos ha dejado claro que los estudiantes no consideran el bono universitario como una medida paliativa de los perjuicios de la zona azul, algo que sí lo hubiera supuesto el otorgar a los alumnos consideración de residentes o, en todo caso, puede suponerlo la apertura de descampados cercanos para el aparcamiento en superficie anunciada por el Ayuntamiento.

Por lo demás, el Pleno del Cadus también debatirá sobre la posibilidad de adscribirse a la Confederación de Representantes de Estudiantes Andaluces (CREA), de reciente creación, y sobre la adhesión o no a la huelga educativa de los días 21, 22 y 23 de octubre, convocada a nivel nacional por el Sindicato de Estudiantes contra la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce).

Consulta aquí más noticias de Sevilla.