El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha avanzado que su Ejecutivo contactará con los sindicatos en las próximas semanas, antes de aprobar las cuentas del próximo ejercicio, para estudiar una fórmula que le permita devolver a los 90.000 empleados públicos ligados a la administración autonómica una parte de la paga extraordinaria de Navidad eliminada en el año 2012.

En la rueda de prensa posterior a la reunión semanal de su Gobierno, Feijóo ha asegurado que la Xunta planteará a los representantes sindicales esta propuesta para analizar "cómo" se puede devolver esta parte de la paga extra en 2015 y, "probablemente", también en el año 2016.

No en vano, el presidente del Gobierno gallego ha cifrado en unos 40 millones de euros el coste para las arcas públicas de devolver esta parte de la extra, lo que exige un "esfuerzo" de "encaje" en los presupuestos de la comunidad y podría obligar a que la devolución se realice en los dos próximos ejercicios.

En concreto, el presidente ha explicado que se estudia cómo devolver la parte ya devengada hasta la aprobación del decreto, a mediados del mes de julio de 2012, lo que correspondería a unos 40 días, es decir, aproximadamente una cuarta parte de la paga extraordinaria.

También ha incidido que, en materia de recursos humanos, la Xunta ha planteado la "oportunidad" de aumentar la oferta pública de empleo en sanidad y educación, propuesta que le "consta" que estudia el Gobierno y que se abordará en la mesa de negociación de la Función Pública.

Propuesta para los pge

Feijóo ha realizado este anuncio en la misma jornada en la que Montoro ha avanzado que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) del año próximo incluirá la devolución a los funcionarios de "parte" de la paga extraordinaria que se les anuló en el año 2012, si bien ha señalado que el porcentaje definitivo —que rondará el 25%— aún tiene que ser determinado en la mesa de negociación de la Función Pública.

En declaraciones a los medios en los pasillos del Congreso, Montoro ha afirmado que la intención del Ejecutivo es "devolver parte de la paga extra de 2012" al personal de la Administración General del Estado y "habilitar" al resto de administraciones públicas a hacer lo mismo en función de sus posibilidades presupuestarias.

"Las que no lo puedan hacer porque están muy lejanas de la consecución de sus objetivos de déficit o no tengan recursos presupuestarios, no lo harán, pero lo hará la Administración General del Estado", ha insistido el ministro, para quien esta medida demuestra la "voluntad" del Ejecutivo de cumplir con la palabra dada hace dos años, cuando se suprimió el abono de esta paga extra.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.