El consejero de Bienestar, Sanidad y Dependencia del Cabildo de Tenerife, Aurelio Abreu, y el consejero del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), Miguel Ángel Pérez, se han trasladado hasta el municipio de Adeje para conocer la marcha del recurso alojativo para jóvenes de la Red de Acogimiento Residencial, que abrió sus puertas el pasado mes de julio como una iniciativa que, gestionada por la Fundación Proyecto Don Bosco, alberga a seis jóvenes que recientemente han cumplido la mayoría de edad.

Los consejeros estuvieron acompañados por el alcalde de la localidad, José Miguel Rodríguez, representantes de la Fundación, técnicos insulares y locales, así como por los profesionales que atienden el Centro.

Así, en el transcurso de la visita, alguno de los usuarios manifestó su intención de incorporarse al mercado laboral a la vez que continúa su formación en horario nocturno para poder tener mayores oportunidades.

Aurelio Abreu, señala que se trata de un recurso "pionero en Tenerife y en toda Canarias, que responde a las necesidades detectadas de dar un soporte a los chicos y chicas que han estado en los centros de Infancia".

En esa línea, espera que "no se pierda" el trabajo realizado y así poder seguir apoyándoles en el inicio de su vida adulta. "Es uno de los proyectos que con más ilusión y orgullo estamos llevando a cabo desde el IASS en estos últimos años", indica.

Actualmente existen cuatro recursos de estas características en la isla, y están ubicados dos de ellos en Santa Cruz, uno en La Laguna y otro en Adeje. Cada uno de ellos tiene seis plazas, lo que hace un total de 24 oportunidades.

Por su parte, Miguel Ángel Pérez destaca que con este tipo de recursos se brinda la posibilidad a jóvenes de entre 18 y 21 años de poder acceder a un piso de continuación "que les permita mantenerse y prolongar el amparo del sistema mientras adquieren capacidades para ser más autónomos".

De este modo, apunta, "una vez que llega el momento de abandonar los centros de protección en los que han estado viviendo, podrán elegir una alternativa diferente a la de tenerse que enfrentar a la calle o a un entorno social y familiar desestructurado", apunta.

Por su parte, José Miguel Rodríguez indica que el hecho de acoger a chicos y chicas que ahora, por su mayoría de edad, tienen que insertarse en la sociedad es "enormemente positivo". "El poder tener a estos jóvenes en pisos tutelados, supone un acierto", detalló el alcalde.

En su opinión, "el Hogar es un proyecto fantástico y produce mucha satisfacción ver lo preparados que están y las ganas que tienen de salir adelante este grupo de jóvenes, y ver todo esto te hace preguntarte ¿qué hubiera pasado si no tuviéramos estos recursos?".

Respuesta a los jóvenes

Con la puesta en marcha de estos pisos se ofrece una respuesta a los jóvenes que, por causas ajenas a su voluntad, se encuentran dentro de sistemas de protección diseñados por las administraciones públicas, y una vez que cumplen los 18 años deben abandonarlos.

En este sentido, desde la Unidad de Infancia y Familia del IASS se ha optado por un cambio de modelo debido a la disminución significativa del número de menores que en sus primeros años de vida precisan acogimiento residencial.

De ahí el interés de impulsar formulas alternativas como son los recursos preventivos de apoyo a la familia (Centros de Día) que el IASS ha ido abriendo en los últimos tiempos, en virtud de convenios con los municipios correspondientes.