El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Vall d'Alba (Castellón), Fernando Grande, ha criticado que el alcalde de la localidad y exvicepresidente de la Diputación, Francisco Martínez, se "aferre" a su cargo y rechace dimitir como primer edil y renunciar a su acta de concejal "a pesar de que le han imputado por presunta prevaricación, tráfico de influencias, fraude ilegal y negociaciones prohibidas".

El grupo municipal socialista de Vall d'Alba ha presentado este jueves una moción de urgencia en el pleno municipal en la que ha pedido la dimisión de Martínez porque "un alcalde imputado por la posible comisión de delitos contra las administraciones públicas no puede ni debe seguir firmando facturas, adjudicando obras y accediendo a expedientes". Los socialistas han lamentado que "manteniéndose en el cargo, vincula el nombre de nuestro pueblo al de la corrupción".

"El alcalde se ha escudado en el apoyo logrado en las urnas para continuar en su cargo y ha justificado su decisión diciendo que no puede hacer dejación de funciones", ha apuntado Grande, quien le ha reprochado que "no pueda dejar al alcaldía pero sí sus cargos en la Diputación de Castellón y el PP", y se ha preguntado "si puede hacer dejación de funciones en la institución provincial y no en el consistorio".

Grande ha señalado en la sesión plenaria que "la mayoría en las urnas no dan patente de corso para hacer lo que se quiera", y, en este sentido, ha recordado que "Carlos Fabra también se aferraba a ese argumento y ahora está condenado", al tiempo que se ha referido a otros casos como el de Jaume Matas.

Los socialistas han puntualizado en el pleno que Martínez "puede delegar su cargo en otro concejal del Partido Popular, no pasa nada si él no está, lo que queremos es que nuestro pueblo tenga al frente un alcalde que no esté bajo la sospecha de prácticas corruptas".

El PSPV ha señalado que el alcalde de Vall d'Alba se mantiene en el cargo "arropado por el presidente provincial del Partido Popular, Javier Moliner, quien le destituyó como vicepresidente y diputado provincial, pero lo mantiene como alcalde".

Al respecto, ha recordado que Martínez deberá declarar la semana que viene tras ser imputado por el caso de la depuradora de Borriol, "La fiscalía de Castellón abrió una investigación sobre este escándalo que le iba a granjear al entonces vicepresidente de la Diputación y encargado de la cartera de obras y Servicios, Francisco Martínez, un beneficio de 48.000 euros", han dicho.

Finalmente, los socialistas han señalado que Martínez proyectó la depuradora en una parcela "cuya propiedad comparte con sus hijos". "El Ayuntamiento de Borriol pretendía comprar el solar por 51.000 euros pese a que estaban valorados en 3.000, y sobre este caso también declarará la próxima semana Adelino Santamaría, quien se vio obligado a dimitir como alcalde de Borriol", ha resaltado.

Consulta aquí más noticias de Castellón.