Las banderas de la Diputación Provincial de Málaga ondean a media asta, sumándose así al luto oficial decretado por el Ayuntamiento de la capital tras el fallecimiento este jueves del exalcalde Pedro Aparicio, a los 71 años.

Desde la institución provincial han mostrado sus condolencias a la familia y allegados del que fuera regidor durante 16 años. Así, el presidente de la Diputación y del Partido Popular (PP) malagueño, Elías Bendodo, ha resaltado que Málaga "pierde a un gran alcalde y a un magnífico político". "Los malagueños hoy disfrutamos de sus proyectos. Descanse en paz", ha indicado.

De esta manera, la Diputación reconoce "la importante labor" de Aparicio, primer alcalde de Málaga en el actual periodo democrático, "en el impulso de la modernización de la ciudad, a la que contribuyó a dotar de importantes equipamientos que hoy son señas de identidad reconocidas", entre los que ha citado el Teatro Cervantes o el Jardín Botánico La Concepción.

Su trabajo en el Ayuntamiento de Málaga, han indicado en un comunicado, permitió a la ciudad "consolidarse como una de las más importantes de España y liderar a una provincia pujante económicamente". También se ha destacado su vocación municipalista, que ejerció especialmente en su etapa al frente de la Federación Española de Municipios y Provincias (1981-1983).

Villalobos lamenta su pérdida

También desde el PP, la exalcaldesa de Málaga, Celia Villalobos, quien precisamente sustituyó a Aparicio; ha lamentado la pérdida de una persona que "tuvo gran preocupación por el devenir de la ciudad y que dedicó muchos años de su vida a ella".

"Fue un político que siempre mostró interés y compromiso por el progreso de la ciudad", ha recalcado. Tanto Bendodo como la exregidora han incidido en que su muerte supone "una triste pérdida para Málaga y los malagueños".

Consulta aquí más noticias de Málaga.