El presidente de la Audiencia de Castellón, José Manuel Marco, ha informado de que en la junta de jueces celebrada el pasado viernes se acordó la conveniencia de crear una plaza más de magistrado en la Audiencia que debe ir vinculada a la sección tercera, y ha apuntado la necesidad de reforzar los juzgados civiles.

Marco ha destacado en un encuentro con los medios que la petición del magistrado para la sección tercera se justifica en que la misma asumiera los recursos civiles que conoce en la actualidad más los asuntos de familia e incapacidades de la sección segunda, "por lo que asumiría el total de asuntos civiles", mientras que las secciones primera y segunda quedarían especializadas en penal.

"De esta manera, la sección tercera pasaría a recibir más asuntos, trabajo que estamos dispuestos a asumir para mejor funcionamiento de la Audiencia", ha dicho.

Marco ha señalado que esta medida va unida a los refuerzos que se están pidiendo y que se van a conseguir en los juzgados de lo penal, que tienen una sobrecarga de trabajo "muy importante", por lo que "si se refuerzan éstos con uno o dos jueces de apoyo y algunos funcionarios, es previsible que será mayor el número de sentencias que dictarán y, por lo tanto, será mayor el número de recursos y se incrementará el trabajo de las secciones penales de la Audiencia, así como el de las secciones primera y segunda".

Por otra parte, el presidente de la Audiencia ha explicado que la carga de trabajo de casi todos juzgados civiles es más del doble de lo que recomienda el Consejo General del Poder Judicial, "por lo que necesitarían con urgencia un refuerzo que vendría seguido de un incremento de los recursos civiles y del trabajo de la sección civil de la Audiencia".

"Solucionar este problema no requeriría un gran esfuerzo, pues serían cuatro puntadas para las que hay excesivas y no muy justificadas reticencias", se ha quejado José Manuel Marco.

Así mismo, se ha referido a la situación "difícilmente" justificable de la relación de trabajo en los partidos judiciales de Nules y Vila-real. Al respecto ha insistido en la "conveniencia" de unificar ambos partidos judiciales, "de tal forma que los juzgados podrían especializarse", o bien reconfigurar la demarcación y pasar de Nules a Vila-real poblaciones como Onda, Betxí y Alquerías del Niño Perdido.

Finalmente, ha apuntado que la tercera posibilidad sería la comarcalización del juzgado de violencia de género de Vila-real, "con el fin de que pasara a atender los dos partidos judiciales".

Consulta aquí más noticias de Castellón.