El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra pone en marcha la campaña 'Uno más' con la que se activará el Plan 75.000 que pretende alcanzar esta cifra de habitantes empadronados para poder situarse como Gran Ciudad y que los alcalareños puedan beneficiarse de lo que ello supone. Entre estos beneficios, se encuentra el incremento en la aportación que recibe Alcalá en concepto de participación en los tributos del Estado, por lo que se dispondría de más recursos para acometer inversiones en los barrios y, sobre todo, atender a los colectivos más vulnerables.

Alcalá de Guadaíra cuenta con 74.400 habitantes actualmente, por lo que alcanzar la cifra de los 75.000 a 31 de diciembre del presente año se considera un objetivo alcanzable. Con esta meta se inicia la campaña 'Uno más' de concienciación entre los vecinos para conseguir incentivar a la gente que aún no está empadronada a que lo realice por beneficio no sólo personal sino también comunitario.

Esta campaña se pone en marcha con varias acciones, comenzando con el envío de una carta a cada alcalareño, además de difundir la información por todo el municipio muy destinada a parejas jóvenes que han elegido Alcalá para desarrollar su proyecto de vida, y también muy especialmente a las urbanizaciones y áreas residenciales, ya que son en estos enclaves donde se concentra el mayor número de residentes no empadronados, provenientes en su mayoría de otras localidades del entorno.

El Consistorio desplazará medios a dichas urbanizaciones en días y horas concretos de los que informará a los habitantes de las mismas para facilitarles el trámite y evitar desplazamientos. En este sentido, el alcalde de Alcalá, Antonio Gutiérrez Limones, ha detallado que "con esta cifra podremos desde el Ayuntamiento reivindicar ante otras administraciones aquello que nos corresponda como la gran ciudad que somos, con la fuerza de todos, además de adelantarnos a las necesidades de mañana pudiendo planificar los servicios básicos en cuanto a colegios, instalaciones deportivas o servicios sociales".

"Alcanzando el objetivo -continúa Gutiérrez Limones- nuestra ciudad obtendría un porcentaje de los impuestos estatales recaudados en la ciudad como el IVA, el IRPF o los que gravan el alcohol, el tabaco o los hidrocarburos que el Ayuntamiento, dentro de su compromiso social, destinaría a las políticas sociales".

El Ayuntamiento ha indicado que entre las ventajas que tienen los residentes que decidan empadronarse en el municipio están las bonificaciones en las ordenanzas fiscales y reducciones en las tasas por el uso de las instalaciones deportivas, por inscripciones en cursos y talleres de cultura y en otros servicios municipales. Además, el hecho de que las cifras oficiales de empadronados se ajusten lo máximo posible al número real de residentes, además de permitir una planificación más ajustada para ofrecer servicios públicos, dota a Alcalá de más fuerza para poder reivindicar a otras administraciones públicas las demandas ciudadanas.

"Alcalá de Guadaíra es una gran ciudad por historia, por patrimonio, por implicación empresarial, pero sobre todo por sus habitantes, por los hombres y mujeres que la conforman. Es una ciudad de las que nos podemos sentir orgullosos y es hora de que nos lo reconozcan. Por los beneficios que traería para los ciudadanos y por lo poco que nos falta podemos trabajar todos juntos para alcanzar este objetivo común"- ha concluido el mandatario alcalareño.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.