La consellera de Administraciones Públicas, Núria Riera, ha firmado la resolución por la cual se concede una subvención por valor de 60.000 euros a las agrupaciones municipales de Voluntarios de Protección Civil de las Illes Balears. Los 60.000 euros se repartirán entre los 45 municipios que se han presentado a la convocatoria.

La convocatoria de ayudas públicas fue publicada el mes de junio, y su objetivo era dotar a las agrupaciones municipales de equipos de emergencias, como por ejemplo desfibriladores, equipos de protección individual, material sanitario de primeros auxilios, equipos de radiocomunicaciones, entre otros.

Las agrupaciones de Voluntarios de Protección Civil están formadas por personas que no son profesionales del mundo de las emergencias pero que tienen una formación básica acreditada para la Escuela Balear de Administración Pública (EBAP).

Estos voluntarios colaboren con los organismos profesionales de emergencias de manera altruista y en su tiempo libre, a petición del alcalde del municipio de cada agrupación, o a petición del SEIB 112, en aquellos casos en que se necesita un dispositivo de emergencias más importante y, por lo tanto, más de una agrupación colabora en la resolución de un suceso.

En Baleares hay 54 municipios que tienen una Agrupación de Voluntarios de Protección Civil: 41 en Mallorca, 7 en Menorca, 5 en Ibiza y 1 en Formentera. La red de Voluntarios de Protección Civil está integrada por más de 1.300 personas y cada año se incorporan nuevos voluntarios. Sólo durante el primer semestre de 2014 se han realizado 3 cursos básicos de Protección Civil (en Formentera, en Capdepera y en Calvià) en los cuales 67 personas más han adquirido las habilidades básicas para poderse integrar en su agrupación municipal de Voluntarios de Protección Civil.