Los expertos piden "desesperadamente investigación orientada a la medicina personalizada" que permita otorgar "seguridad" en este campo y anime a instituciones y facultativos a "perder el miedo" en su aplicación.

Así lo han resaltado los participantes en el foro sobre medicina personalizada que este jueves ha organizado el Instituto Roche dentro de las actividades de la feria BioSpain, que acoge Santiago de Compostela hasta el viernes.

"La posibilidad de ofrecer diagnósticos y tratamientos personalizados ha dejado de ser un deseo para convertirse en una nueva forma de abordar las enfermedades", ha explicado Federico Plaza, director de Government Affairs de Roche en España y para quien este tipo de medicina ha "supuesto un cambio de paradigma" en el ámbito de la salud.

Por su parte, el doctor Manel Esteller, director de Epigenética del Cáncer y del Programa de Biología del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge, ha considerado como "clave" en este proceso el concepto de "pérdida de miedo" por parte de profesionales sanitarios e instituciones.

En esta línea, Esteller ha reclamado al clínico que "pierda el miedo" a "incorporar los análisis genéticos a su medicina diaria" y estreche sus lazos con los investigadores de otras disciplinas. También ha reclamado a las instituciones sanitarias que "pierdan el miedo a incorporar a su práctica diaria" este tipo de medicina, que supone un "gasto" a priori pero "acaba siendo un ahorro".

Pasos adelante

Antonio Andreu, director del Instituto de Salud Carlos III, ha evidenciado el compromiso de esta institución con la medicina personalizada y ha asegurado que la comunidad científica española está en disposición de "dar pasos adelante" en esta disciplina.

Sin embargo, ha reconocido que el proceso de implantación de este tipo de medicina está siendo "muy complejo", dado que existe una "profunda ignorancia sistémica sobre las posibilidades de la medicina personalizada".

Frente a ello, Antonio Andreu ha pedido "desesperadamente investigación orientada a la medicina personalizada", que permita incrementar los niveles de "seguridad" de sus indicaciones y contribuya a un uso más extendido.

Aunque el concepto ya está introducido en el ámbito sanitario y social, Federico Plaza ha lamentado que no esté "asumido todavía" que "son imprescindibles los registros de pacientes para evaluar los resultados en salud y medir su impacto económico", ha destacado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.