La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras, ha lamentado este jueves en el Parlamento andaluz el cierre de la pesquería de la sardina, circunstancia que se da "en plena campaña" y es el resultado de un "plan de gestión sin pies ni cabeza" impuesto "unilateralmente" en agosto por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Esta medida es además, según ha expuesto la consejera, "reflejo de una decisión irracional e incomprensible". Víboras ha explicado que, según los datos del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES), el caladero del Golfo de Cádiz está en mejores condiciones que los del norte de España "pues en Andalucía, desde hace años, se han hecho planes de gestión acordados con el sector y cumplidos rigurosamente por todos". "No reconocerlo es una grave irresponsabilidad del Gobierno con los pescadores andaluces", ha enfatizado la consejera en el Parlamento.

Víboras ha indicado que el plan de gestión que el Gobierno aprobó en agosto es "irracional" porque "no atendió a las razones objetivas del sector andaluz", que contaba con el respaldo de la Consejería. Y por otro lado, es "incomprensible" porque la orden reguladora ignoró las propuestas andaluzas y "dejó a ciegas al sector, ya que no especificaba nuestra cuota de sardina frente a Portugal, ni qué consumo se iba produciendo".

En respuesta a una pregunta parlamentaria sobre su valoración de la situación en la que se encuentra el sector tras producirse el cierre de la pesquería de la sardina, la consejera ha advertido que la flota se ve avocada a un "eventual fin de su actividad" , y por consiguiente al amarre, cuando se acabe la cuota del boquerón. Esta situación afecta a 87 barcos de cerco andaluces y a más de 900 familias que dependen de su actividad.

La consejera trasladará a la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, en una próxima reunión, la necesidad de diseñar un plan global y de futuro que dé a los pescadores la estabilidad y seguridad que ahora les falta. La titular de Pesca, que mantuvo una reunión el pasado martes con los afectados por el cierre de la pesquería de la sardina para analizar la situación, defiende la necesidad de desarrollar "actuaciones de presente y de futuro" para acabar de una vez con este sinvivir.

Víboras espera que el Gobierno central haga más caso a Andalucía ahora del que le hizo durante la tramitación de la orden, y que de esta forma evite a los cerqueros "un sufrimiento innecesario".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.