La Diputación de Cáceres ha dado luz verde a la nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de su plantilla laboral en la que desaparece el complemento de plena disponibilidad y en la que todas aquellas personas que ocupan el mismo puesto tendrán los mismos complementos específicos.

Con la aplicación de esta RPT, que ha entrado en vigor el pasado 1 de septiembre, se beneficiará el 80 por ciento de los trabajadores con un incremento en sus retribuciones mientras que el 20 por ciento restante mantendrá su salario "sin ningún tipo de merma".

De esta manera se ha pronunciado este jueves durante la sesión plenaria en la que se ha aprobado la nueva RPT el diputado responsable del área de Recursos Humanos, Emilio Borrega, quien ha explicado que ésta "sentará las bases de una estructura más igualitaria y equilibrada" mientras que, además, "corregirá las desigualdades histórica de la plantilla laboral de la diputación que cuenta con uno 900 empleados.

Cabe reseñar que la actuación de la RPT ha contado con el apoyo de los sindicatos de UGT, CCOO y Tecae mientras que ha sido rechazada por CSIF, GIJ y USO. "Con ella, se da respuesta a una demanda histórica ya que la RPT es de 1987 y desde esta fecha solo ha sufrido algunas ligeras modificaciones"", ha señalado Borrega.

Borrega también ha informado que con la nueva RPT el número de complementos específicos pasa de 149 a 22 un aspecto que, para el también vicepresidente tercero de la diputación, permitirá "subsanar las desigualdades que se venían produciendo entre personas que ocupaban puestos de igual categoría y responsabilidad pero que tenían complementos específicos muy diferentes a pesar de realizar cometidos similares".

Incremento de más de medio millón de euros en los sueldos

De mismo modo, Borrega ha destacado la "gran participación" de las partes implicadas en las múltiples reuniones que se han producido durante más de dos años de trabajo y en las que "se han tenido en cuenta muchas de las propuestas de los representantes de los trabajadores". Este asunto ha contado con la presencia en el salón de plenos de medio centenar de bomberos del Sepei de la diputación, quienes han presentado en el registro provincial un escrito en el que rechazan la RPT.

Asimismo, esta RPT supondrá un incremento de más de medio millón de euros en la masa salarial de todos los trabajadores de la diputación. No obstante, este asunto ha contado con el voto en negativo por parte del Grupo Socialista de la citada institución por varios motivos "muy relevantes", ha explicado el diputado socialista Carlos Labrador.

Durante su intervención plenaria, Labrador ha dicho que la RPT "no tiene" el apoyo de los sindicatos y que el informe de intervención es "incompleto" e incluye "irregularidades". Sobre esto, Labrador ha subrayado que la RPT conlleva "algunos salarios con incrementos desmesurados e injustificados que van en contra la legislación actual".

Labrador también ha apuntado que "existe" un grupo con 124 trabajadores que verán su salario incrementado "injustificadamente" quienes, a su juicio, "serán lo que se lleven ese medio millón de euros". Además, ha añadido que el puesto de coordinador técnico de la diputación tendrá un incremento de 8.000 euros "lo que al año será una nómina de 60.000 euros".

"Con esta RPT existe una bajada de sueldos encubierta que supone un ahorro de más de 280.000 euros", ha aseverado. Finalmente, Labrador ha resaltado que se trata de una RPT "incompatible" con ciertos aspectos como la peligrosidad o la nocturnidad "que se estudiará cuando las condiciones económicas lo permitan".

Como respuesta, Borreha ha asegurado que con el voto en negativo "pierden algo histórico" ya que la RPT "es seria, justa y llega a todos los trabajadores". "Con ella la mayoría gana, nadie pierde. A todos afecta por igual, algo que considerábamos necesario afrontar con decisión y valentía y que, además, existe consignación presupuestaria lo que se traduce en un incremento salarial", ha enfatizado.

Otros asuntos

En el transcurso de la sesión plenaria también se ha aprobado una moción urgente, consensuada por ambos grupos políticos, se apoyo a la candidatura de la ciudad de Cáceres como Capital Española de Gastronomía 2015. Sobre esto, el portavoz del equipo de Gobierno, Saturnino López Marroyo, ha dicho que la diputación tiene "mucha confianza" en este proyecto en el que la ciudad se enfrentará a otras como Valencia o Huesca.

López Marroyo también ha destacado el papel de la ciudad en sectores como el gastronómico y el turístico, su riqueza culinaria así como su dinamismo en la organización de eventos y promoción relaciones con el mundo de la cocina. "La diputación contribuirá económicamente en el caso de que Cáceres resulte la ciudad elegida", ha informado.

Por otro lado, el Grupo Socialista ha presentado una moción de urgencia con respecto al nuevo hospital de Cáceres. El diputado provincial socialista, Miguel Ángel Morales, ha explicado que es "muy importante" por la mala situación en la que se encuentran el resto de hospitales de la ciudad. "Que se ponga en marcha el nuevo hospital es absolutamente necesario y urgente y cuenta con una inversión de más de 50 millones de euros que se está dejando", ha dicho.

López Marroyo ha manifestado que votan en contra de la urgencia de esta moción ya que en otras legislaturas el PSOE "jamás dijo nada de este tema, con un silencio y mutismo total" pero el caso es que ante el incumplimiento reiterado de este nuevo hospital en la sala de plenos "nunca el PSOE debatió nada".

"Nos achacan el retraso y cuando el PSOE estaba en el gobierno batió récords de demora mientras que el presidente Monago es quien ha conseguido lo que no consiguió el PSOE en todas sus legislaturas y ahora vosotros introducís una moción", ha subrayado.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.