La Junta de Castilla y León prevé ahorrar 16,2 millones de euros en un periodo de diez años a través de la licitación en un único contrato del suministro energético -eléctrico y térmico- y del mantenimiento de las instalaciones de 157 centros dependientes de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y de la Gerencia de Servicios Sociales.

Según ha explicado el portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, la decisión de unificar el suministro energético en un contrato dividido en tres lotes homogéneos busca racionalizar y optimizar el uso de la energía en esos centros, "que son los de mayor consumo".

Además, se pretende renovar los equipos e instalaciones y mejorar su mantenimiento, "con lo que se conseguirá niveles de confort térmico deseado y al menor coste posible". Se trata de centros de personas mayores, de personas con discapacidad, de menores e instalaciones juveniles, así como escuelas infantiles, repartidos por todas las provincias de la Comunidad.

En concreto, se actuará en 16 centros de Ávila, en 23 de Burgos, en 21 en León, en 17 en Palencia, en 17 en Salamanca, en 11 en Segovia, en 14 en Soria, en 21 en Valladolid y en 17 en Zamora.

En ellos se introducirán energías renovables -paneles solares, calderas de biomasa, que pretenden poner fin al consumo de gasóleo-, se renovarán las calderas de gasóleo por gas o se renovarán aquellas que sean ineficientes por calderas de nueva generación, lo que conllevará importantes ahorros energéticos.

El contrato se prolongará diez años desde la adjudicación. Según ha precisado el portavoz, a partir del primer año desde la firma del contrato, el adjudicatario deberá garantizar un ahorro energético mínimo de un 20 por ciento en energía térmica y de un 10 por ciento en energía eléctrica.

Plan integral de eficiencia energética

Este contrato forma parte del Plan Integral de Eficiencia Energética de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades para introducir en sus centros sistemas de calidad que permitan al mismo tiempo la conservación del medio ambiente y el ahorro energético.

El Plan incluye diferentes actuaciones dirigidas a conseguir una mayor eficiencia energética, "es decir una 'rehabilitación energética', consistente en reformar los edificios para reducir su consumo de energía y sus emisiones de CO2, mediante el uso de materiales más eficientes, la mejora de los aislamientos o la incorporación de nuevas tecnologías".

Se estima que este plan integral supondrá un ahorro superior a los 24,7 millones de euros en el plazo de diez años. Dentro de ese plan integral, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades "pilota con éxito" desde julio de 2013 un proyecto de eficiencia energética en diez edificios pertenecientes a la Gerencia de Servicios Sociales de Castilla y León.

Así, ha recordado el portavoz, licitó en un único contrato el suministro de agua y energía, servicios energéticos y mantenimiento con garantía total en más instalaciones de climatización, agua caliente sanitaria, de iluminación interior y exterior de esos diez edificios.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.