La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha avisado este jueves de que "nadie" la va a callar a la hora de denunciar públicamente los "atropellos" que el Gobierno de la Nación "infringe" a Andalucía y que el PP-A, según ha lamentado, "silencia" y "tapa" para cumplir con las "órdenes de Génova".

Así lo ha dicho durante la sesión de control del Parlamento andaluz, donde ha insistido en que ella, a diferencia de los 'populares' en Andalucía, tiene "plena autonomía para defender a los andaluces".

"Y no me va a callar nadie, ni aquí ni en Madrid porque soy autónoma, porque sé por qué estoy aquí y porque sé a quien me debo", le ha replicado al portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Carlos Rojas, a quien le ha reprochado que haya utilizado su intervención para hacer "méritos" ante su presidente, Juanma Moreno, que la semana pasada en el Debate sobre el Estado de la Comunidad lo dejó "en el banquillo" y optó porque la portavoz de su grupo fuera la secretaria general, Dolores López Gabarro.

Así, y tras reiterar que no es su "problema" si el PP-A lo quiere como jugador "rotatorio o discontinuo" en este partido, Díaz le ha exigido que no siga "embarrando" el debate político en Andalucía con el tema de la corrupción "como le piden en Madrid" porque en la comunidad, a diferencia de lo que ocurre en las autonomías donde gobierna el PP, los ciudadanos van a poder saber con un sólo 'click' en qué han gastado sus gobernantes los fondos públicos gracias a la recién aprobada Ley de Transparencia.

"Parece que les ha molestado mucho lo del 'click', pero lo que los ciudadanos no van a poder ver con un 'click' es si en ese grupo han cobrado sobresueldos o lo que a martillazos se haya cargado uno del ordenador", le ha espetado a Rojas para advertirle de que, gracias a esta nueva norma autonómica, los andaluces también van a poder conocer cómo gastan el dinero público los ayuntamientos gobernados por el PP-A. "Y no me diga que donde ustedes gobiernan no tienen problemas, no me diga que no hay corrupción en Madrid, en Alhaurín, en Bormujos o en Tomares", ha apostillado.

Por todo ello, le ha exigido también a Rojas que, cuando le "toque intervenir" en el Parlamento —ya que ella debatirá con quien le "echen" y le pongan "por delante"—, lo haga con "un poco de rigor y de seriedad" y, sobre todo, aclarando si el PP-A va a "acompañar" al Gobierno andaluz en destapar "el atropello que su Gobierno (el del PP) pretende infringir a Andalucía" desde Génova o si va a seguir "tapándole las vergüenzas" y "silenciando su voz" ante cosas tan "sensibles" como el aborto, lo que demostraría que "no son autónomos y no representan a los andaluces sino a Mariano Rajoy y a los intereses del PP".

PP-A

Vuelve a criticar la confrontación

Frente a estas acusaciones, Rojas ha asegurado que "no hay mayor atropello a Andalucía que haber permitido que con el dinero de todos se enriquecieran unos pocos" como han hecho "los gobiernos socialistas".

A su juicio, no es "creíble" que la Junta "pida siempre dinero a los demás cuando llevan desde el año 87 sin justificar más de 800 millones" en políticas de empleo y tampoco es "coherente" que Díaz critique el actual modelo de financiación autonómica cuando su antecesor, José Antonio Griñán, dijo que "era 11.000 veces mejor que el anterior".

Ante ello, le ha pedido a la presidenta de la Junta que aclare si cuando se refiere al Gobierno de la Nación se refiere "al que ha renovado el acuerdo de pesca con Marruecos, al que ha garantizado la PAC a los agricultores andaluces o al que ha subido las pensiones". "Cuando hablen de confrontación, sean coherentes, hablen también de las 800.000 facturas que ha pagado Rajoy a la sanidad pública andaluza, o de que invierte 1.300 millones en infraestructuras, o de los 20.000 millones de euros que dio a Andalucía cuando no la financiaba nadie". "Eso no es deuda histórica eso es andalucismo histórico", ha dicho para replicar, de paso, al portavoz de IULV-CA en el Parlamento, José Antonio Castro.

Respecto al hecho de que no fuera él quien interviniera la semana pasada en el Debate sobre el Estado de la Comunidad, Rojas ha defendido que su secretaria general y él son "amigos" y trabajan "juntos" porque creen "que se puede hacer mucho por Andalucía" y ha asegurado que, a diferencia de Díaz, ellos tienen "amigos en política y no un reguero de cadáveres políticos detrás" como la socialista.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.