Las pérdidas ocasionadas por las múltiples tormentas de pedrisco que se registran en el campo valenciano desde el pasado mes de mayo y hasta las últimas fechas de septiembre ascienden a un total de 52,5 millones de euros, según un estudio técnico elaborado por la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja). Los cítricos, la uva y el caqui concentran la "gran mayoría" de la superficie agraria afectada por este tipo de inclemencia climática, que en su conjunto ronda las 40.000 hectáreas.

Según ha informado la organización agraria en un comunicado, el cultivo "más castigado" son los cítricos, cuyas pérdidas ascienden a 29,5 millones de euros en una superficie que supera las 15.000 hectáreas. En segundo lugar, los productores de caqui han sufrido "graves perjuicios" económicos valorados en unos 14 millones. El área afectada suma un total de 3.500 hectáreas, en buena parte de las cuales se ha perdido el 100 por ciento de la cosecha.

En las zonas del interior, el producto que se ha llevado la "peor parte" es la uva para vinificación, con unas pérdidas que ascienden a 8,5 millones de euros repartidas en una extensión de 20.000 hectáreas. Según AVA-Asaja, el viñedo también se está viendo "especialmente afectado de manera negativa" por la incidencia de la sequía y por la fisiopatía de la marchitez fisiológica. El resto de cultivos aglutinan 0,5 millones más en pérdidas.

El estudio apunta a que las comarcas más afectadas son la Ribera Alta, Utiel-Requena, Camp de Morvedre y la Costera, aunque son "pocas" las zonas que no han padecido "con mayor o menor intensidad" las consecuencias del granizo a lo largo del año.

Diez grandes temporales

Según la organización, sólo en la provincia de Valencia se contabilizan más de diez grandes temporales que han comportado millonarios daños por pedrisco. Las tormentas de efectos "más graves" se produjeron a finales de mayo, mediados de junio, principios de agosto, principios de septiembre y durante esta última semana.

Ante la magnitud del desastre, el presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado, ha hecho un llamamiento a los agricultores para que contraten el seguro agrario en sus cosechas: "España tiene uno de los mejores sistemas de seguros agrarios del mundo que, si bien es mejorable, constituye una herramienta imprescindible como garantía de rentas ante las inclemencias climáticas".

"Ciertamente, en el campo valenciano estamos afrontando un año extraordinariamente difícil ya que a las cuantiosas pérdidas ocasionadas por toda esta sucesión de pedrisco hay que sumar las nefastas consecuencias que está reportando a nuestra agricultura la sequía más extrema de los últimos 150 años, el veto ruso y la crisis de precios que arrastran la mayor parte de los cultivos valencianos", ha indicado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.