La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha garantizado este jueves que su gobierno no va a permitir que el Ejecutivo de Mariano Rajoy "calme las ansias independentistas" con los fondos de los andaluces. "Por ahí no vamos a pasar y vamos a usar todos los medios a nuestro alcance, los cauces judiciales y los cauces políticos de esta Cámara", ha añadido.

Durante la sesión de control al Ejecutivo en el Pleno del Parlamento y en respuesta a la pregunta formulada por el portavoz del Grupo Socialista, Mario Jiménez, Díaz ha destacado que siempre ha defendido la unidad de España, pero que no va a permitir que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, llegue a "acuerdos de trastienda" que salgan del "bolsillo" de los andaluces.

Asimismo, ha destacado que si no fueran bastantes los retos que Andalucía tiene que afrontar para la elaboración de los Presupuestos de 2015, a ello se une la "estrategia orquestada" por parte del Gobierno central que pretende hacer "inviable" las propuestas que la Junta quiere llevar a cabo para cumplir "la palabra dada".

Así, tras dejar claro que el Presupuesto va a cumplir con los empleados públicos y con los profesionales sanitarios, Díaz ha dicho no entender que la Junta vaya a contar con 600 millones menos por parte del Gobierno central para la elaboración de los mismos cuando "se anuncian raíces vigorosas en la recuperación económica y se va a devolver el rescate bancario varios años antes del plazo".

"O la recuperación no es tan fuerte como se dice, o se quiere asfixiar a Andalucía, o la recuperación no es tal y se quiere seguir atropellando a Andalucía, que es lo que yo me temo", ha afirmado la presidenta, quien ha se preguntado también si "todo va tan bien" por qué se mantiene un "objetivo de déficit injusto" para el próximo año, se aplica "mal" el sistema de financiación autonómica y se reparten "arbitrariamente" los fondos de convergencia.

Sobre este último asunto, Díaz ha criticado que Andalucía tenga que devolver más de 400 millones por los fondos de convergencia, mientras que la siguiente comunidad que devuelve es Aragón, con poco más de 50 millones. "Está claro que no se pretende igualar a los ciudadanos en este país y que reciban los mismos servicios", ha subrayado la presidenta.

En su opinión, no debería ser posible que Valencia, más endeudada y con más déficit de Andalucía reciba dos veces y medio más que Andalucía o que Cataluña reciba un 65 por ciento más. Para la presidenta de la Junta, esto solo se puede explicar en que "se pretende acallar a los barones díscolos y aplacar esa rebelión o se quiere calmar el ansia independentista, y todo ello, con los fondos de Andalucía".

Jiménez critica que el pp-A

"no alce la voz"

Por su parte, Mario Jiménez ha reprochado al PP que no "alce la voz" cuando Andalucía recibe menos del fondo de convergencia que Cataluña y se ha mostrado convencido que los populares andaluces volverán a pagar esta actitud en las urnas porque los ciudadanos "toman nota".

"Con el campeón analógico y con el campeón 2.0 volverán a pagar el desprecio de la derecha a esta tierra", ha subrayado Jiménez, quien ha lamentado que el PP en Andalucía se haya convertido en una "franquicia" del Gobierno central, mostrando "servil" con cada una de sus decisiones.

En esta línea, el dirigente socialista ha indicado que cada vez que las encuestas han pronosticado una "trepidante victoria" del PP en Andalucía y luego no ha pasado, como ocurrió en 1996 y en 2012, este partido ha puesto en marcha el axioma de "si no arraso en Andalucía, arraso con Andalucía".

Y ello puede comprobarse en ambos periodos, según ha explicado, en la discriminación a la hora del reparto de la financiación y en los múltiples recursos al Tribunal Constitucional (TC) presentados contra las políticas aplicadas en esta comunidad. "Los andaluces tenemos que pagar la amargura de quien se presentó y no ganó a base de discriminación y engaño", ha advertido.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.