El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Valladolid ha asegurado este jueves que el Ayuntamiento de Valladolid mantiene prácticas "poco claras" en la adjudicación de contratos menores de obras y servicios tras señalar un último caso para la organización de una 'Flashmob' con motivo de la próxima celebración del Día Internacional Contra la Violencia hacia la Mujer en el que se ha publicado el pliego de adjudicación con "sólo tres días" de plazo.

Los concejales de IU en el Ayuntamiento, María Sánchez, Manuel Saravia y Alberto Bustos han insistido este jueves en que el equipo de Gobierno encabezado por Francisco Javier León de la Riva no abandona estas prácticas que en otros casos ya han sido "fuente de problemas jurídicos", como el actual procedimiento que afecta al exjefe de Mantenimiento, Luis Alberto Samaniego, a quien se acusa de adjudicar a empresas de su entorno familiar contratos menores por valor de 11 millones de euros.

En rueda de prensa, los ediles de IU han explicado el caso de la contratación de una 'Flash Mob' que se va a organizar con motivo de la celebración del Día Internacional Contra la Violencia hacia la Mujer el próximo 25 de noviembre. Según ha detallado Alberto Bustos, se pide a los licitadores que cumplan unas condiciones "imposibles" en un plazo de tres días.

Bustos ha señalado que los pliegos se dieron a conocer a las empresas interesadas el pasado martes, 23 de septiembre, y tienen para presentar la propuesta hasta este mismo viernes, día 26. El hecho de que en el documento se pida la presentación de un proyecto de la idea completamente desarrollado, de la selección de figurantes, de la grabación, posproducción y edición ha llevado al concejal a apuntar que se trata de unas condiciones "prácticamente imposibles" de cumplir "salvo que se tenga información previa".

A juicio de Alberto Bustos, con procedimientos como éste el Ayuntamiento vuelve a estar "bajo sospecha", por lo que ha insistido en reclamar al equipo de Gobierno que adopten nuevas normas de comportamiento en la contratación menor que garanticen el cumplimiento de los principios básicos de libre concurrencia, igualdad y no discriminación.

Estos principios, además de la publicidad de los procesos, ha considerado María Sánchez, se suelen obviar habitualmente para con la alusión a ventajas como "la agilidad y el posible favorecimiento de las pequeñas empresas locales".

Pero en ellos, ha recordado, también se ven numerosos problemas y llegan críticas que apuntan a que los contratos "algunas veces quedan en manos de quienes los proponen y ejecutan, manteniendo un absoluto control de la ejecución". Otras veces son producto del fraccionamiento de contratos mayores, ha añadido Sánchez, que ha apuntado también que en ocasiones se formulan invitaciones a empresas interrelacionadas de una u otra forma.

Escuela de música

Además del caso Samaniego, los ediles de IU han recordado otro asunto que despierta "sospechas" como la contratación en el verano de 2013 de la empresa que había de llevar a cabo las actividades de la Escuela de Música, de nuevo con "prácticas muy poco claras, por decirlo suavemente". Así, ha citado la cuantía del contrato, fijada en casi 18.000 euros, el límite de los contratos menores en el caso de servicios —en el caso de obras son 50.000 euros—, y también con la invitación y adjudicación a una empresa (Impulso Musical) que se constituyó "unos días antes".

María Sánchez ha recordado que el alcalde anunció en su momento, tras conocerse los casos de las adjudicaciones del exjefe de Mantenimiento, que antes del 31 de diciembre de este año se publicarían en la web información sobre los contratos menores. En todo caso, Manuel Saravia ha recomendado que esa publicación debería seguir "todo el proceso" de los mismos, desde los pliegos hasta los informes de ejecución.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.