El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) ha criticado el escaso desarrollo que, a su juicio, ha experimentado en España el Programa Europeo de Garantía Juvenil desde su presentación y ha pedido que en Castilla y León se empiecen a negociar medidas adicionales que permitan "aportar valor añadido" a esta iniciativa.

Así lo han expresado este jueves el secretario general del sindicato en la Comunidad, Ángel Hernández, y la secretaria regional de Mujer y Políticas de Igualdad, Rosa Eva Martínez, los cuales han participado en una jornada sobre esta materia organizada por Comisiones Obreras en Valladolid.

Durante la cita, los representantes del sindicato han desglosado los aspectos de este programa y han presentado a sus afiliados un primer documento de trabajo del que se saldrá la propuesta de CCOO para la aplicación de la Garantía Juvenil en Castilla y León. Posteriormente, Comisiones se reunirá con UGT a fin de consensuar el texto definitivo que ambas organizaciones llevarán a la Mesa del Diálogo Social encargada de acordar el desarrollo del plan en la Comunidad y su partida presupuestaria, ya que su entrada en vigor está prevista para enero de 2015.

El objetivo de la Garantía Juvenil es "dar respuesta a una generación de jóvenes menores de 25 años en situación de exclusión social" que carece de cualificación y de empleo a través de iniciativas de formación o programas de prácticas, tal como ha señalado la secretaria confederal de Juventud de CCOO, Tania Pérez, quien ha advertido de que en ambos casos debe primar "la calidad".

En este sentido, Rosa Eva Martínez ha ido más allá al señalar como "prioridad" las medidas de formación sobre la búsqueda de empleo, dada la "escasez" de este último, lo que supone "una oportunidad para que los jóvenes se formen y que cuando repunte la generación de puestos de trabajos estén más preparados y puedan acceder a empleos de más calidad".

Tania Pérez, por otro lado, ha recordado que una vez promovido este programa por la Unión Europea, correspondía a los estados miembros "hacerlo suyo" y "ponerlo en marcha". Sin embargo, tal como ha apuntado Martínez, aunque el plan nacional "ya se ha aprobado", aún no se han desglosado los planes en cada comunidad autónoma ni se han iniciado las medidas que contemplan, sino que "tan sólo se ha creado un registro de jóvenes del que no se sabe cuántos se han apuntado".

Orientación personalizada

Por ello, Rosa Eva Martínez ha reclamado la implicación de los servicios públicos de empleo y de los centros de Formación Profesional, así como de los propios agentes económicos y sociales, para divulgar y promocionar este servicio entre los potenciales beneficiarios, así como para brindar "una orientación personalizada".

A su vez, Tania Pérez ha pedido al Gobierno de España que "no espere a que lleguen los fondos europeos" y ponga ya en marcha medidas con recursos propios.

Por su parte, Ángel Hernández ha aseverado que el sistema "no está en marcha" y ha reclamado que se empiecen a poner "medidas concretas" para atender un alto porcentaje de los denominados 'ni-ni', aquellos jóvenes que no estudian ni cuentan con un puesto de trabajo.

Así, Hernández ha reclamado que no se utilicen los fondos para "hacer maquillaje de cifras", ni que se programen cursos formativos "de aluvión" que "tengan 120 horas a los jóvenes delante de un ordenador o con un soplete de la mano" sin que sirva realmente para que obtengan un trabajo remunerado.

Al hilo de esto, ha aclarado que su sindicato "no tiene una posición cerrada al respecto" y se ha mostrado abierto a la negociación e incluso ha planteado la posibilidad de incluir la Garantía Juvenil dentro de otras líneas puestas ya en marcha como la renta garantizada, las políticas activas de empleo o la estrategia de emancipación juvenil, a fin de que se desarrolle "pronto" y se evite con ello la "frustración".

Precisamente por ello, la secretaria confederal de Juventud ha mostrado su "preocupación" por la falta de desarrollo y ha trasladado una cierta "sensación de que se está tomando el pelo a la gente".

Sin embargo, la viceconsejera de Política Económica, Empresa y Empleo de la Junta de Castilla y León, Begoña Hernández, quien también ha participado en la jornada, ha confirmado que el registro de jóvenes "funciona", con "cientos de inscritos", a pesar de que "hubo un problema al inicio".

Estrategia integrada de empleo

Además, ha puntualizado que estos inscritos, aunque el programa de Garantía Juvenil no entre en vigor hasta 2015, pueden ya beneficiarse de otros planes en funcionamiento como la Estrategia Integrada de Empleo, que se verá "reforzada" con las nuevas medidas a partir de 2015.

La viceconsejera ha recordado que gracias a esta estrategia, en el periodo 2011-2013 en torno a 40.000 jóvenes se beneficiaron de acciones por valor de 121 millones de euros, mientras que en 2014 fueron 11.000 jóvenes los beneficiados con acciones que supusieron una inversión de 30 millones.

En lo relativo a los fondos de Garantía Juvenil, Begoña Hernández ha repasado la aportación correspondiente a Castilla y León, que sería de 56 millones de euros a ejecutar hasta 2020, si bien las medidas de inserción laboral se desarrollarán entre 2015 y 2016.

España presenta una de las tasas de jóvenes menores de 25 años que ni estudian ni trabajan más altas de la Unión Europea, del 18,6 por ciento en 2013, frente al 12,9 por ciento de la media de la Unión Europea. Solamente Italia, con un 22,2 por ciento; Bulgaria, con un 21,6; Grecia, con un 20,6, y Chipre, con un 18,7 por ciento, superan la tasa española.

Castilla y León, por su parte, registra una tasa de jóvenes 'ni-ni' del 14,6 por ciento, inferior a la de España pero superior a la de la Unión Europea, de acuerdo con los datos aportados por el sindicato.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.