Documentación recibida por la CIG de forma anónima desvela supuestas ventas irregulares de inmuebles pertenecientes a la corporación de Caixa Galicia a la mujer del que era director general de esta entidad, José Luis Méndez, y que se llevaron a cabo por debajo del valor de la tasación y cuando ya se conocía la fusión de las extintas cajas gallegas. En total, hay operaciones por 1,8 millones.

Esta información ha sido revelada por el responsable de CIG Banca, Clodomiro Montero, en rueda de prensa en la que ha comparecido junto al portavoz del Grupo Parlamentario del BNG, Francisco Jorquera, a quien informó de esta documentación recibida, que también será trasladada al resto de grupos de la Cámara gallega.

Ante estos "indicios graves de delito", que la CIG pide investigar en el seno de la Comisión de investigación de las cajas, el BNG pide la "reapertura" de este órgano parlamentario, que terminó en 2013 la fase de comparecencias y que ahora se encuentra a la espera de que el portavoz popular en la Cámara, Pedro Puy, entregue una propuesta de conclusiones.

Sin embargo, Jorquera ha recordado que la propia comisión contemplaba la posibilidad de reabrir este órgano parlamentario si aparecían hechos nuevos relevantes, por lo que ve motivado que se vuelva a convocar y se investigue esta documentación.

Según ha explicado Clodomiro Montero, se trata de documentación que apunta operaciones de venta a la mujer de José Luis Méndez, en las que también estaría implicado el hijo de ambos —consejero delegado de la entidad— y que incluye actuaciones por cerca de 700.000 euros dos días antes de que se anunciase la fusión de las cajas (Caixanova y Caixa Galicia) —el 1 de diciembre—.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.