El concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Valencia, Miquel Domínguez, ha asegurado estar "muy defraudado" por la decisión del Gobierno de retirar la reforma de la Ley del Aborto y ha mostrado su sorpresa por que el Ejecutivo de Mariano Rajoy se muestre "tan perseverante" en temas como el de la consulta catalana y, sin embargo, se haya retirado "una reforma legal trascendental".

En un artículo titulado 'Una vida vale más que Cataluña' —publicado en el diario 'La Razón' y recogido por Europa Press— el edil y teniente de alcalde del equipo de gobierno municipal de Rita Barberá argumenta que "por encima de cualquier precio político o coste electoral; por encima de cualquier consenso; por encima de cualquier corriente de pensamiento; por encima de cualquier personalismo; por encima de temas que parece que sean trascendentales para el devenir de nuestro país, como es el caso de Cataluña; por encima de cualquiera de los derechos de los que gozamos las personas; por encima de todo y de todos, se sitúa la defensa del derecho a la vida".

El concejal 'popular' reconoce que se siente "muy defraudado y triste". "No entiendo como estamos siendo tan contundentes y perseverantes en algunos temas, como por ejemplo el asunto catalán, con el que parece que si no somos capaces de resolverlo se acabe el mundo, y, sin embargo, a la mínima dificultad, abandonamos una reforma legal trascendental para la defensa de la vida, que venía en el programa electoral en el que nos presentamos a las elecciones generales en 2011", recuerda.

En la misma línea, asevera que "una vida vale más que si toda Cataluña se separase o no, y cada vez es más evidente que no existe consenso para ver de qué manera afrontar el hecho catalán". "No obstante —prosigue—, el presidente del Gobierno está empeñado en enfrentarse con quien haga falta para impedir el referéndum. Y pese a la falta de consenso, no se retrotrae en sus compromisos y decisiones, un empeño plausible, pero que algunos no hemos percibido y hemos echado mucho en falta del Gobierno para impulsar con firmeza y coherencia la reforma de la ley del aborto".

Para Domínguez, "no cabe duda de que la decisión adoptada por el Gobierno de la nación, que supuso la dimisión del ministro Gallardón, a quien más ha contentado es a la izquierda".

"Por ello, y pese a todo, sigo convencido de que la mejor manera de defender la vida y detener la voracidad abortista de algunos es desde dentro, luchando para que las ideas del humanismo cristiano se extiendan y pongan freno a quienes no respetan lo más sagrado que tenemos los seres humanos: la vida", agrega.

"a los pies de los caballos"

"En política se requiere congruencia, como en la vida. No tenerla, tal como ayer se demostró, nos lleva a los pies de los caballos. Porque ahora, lógicamente, al igual que yo, muchos se preguntarán: ¿en qué reside la diferencia entre el programa del PSOE y el del PP?; ¿Por qué alguien querría votarnos?, ¿Por los temas económicos?, pero eso tiene un calado relativo, solo son decisiones puntuales en aras de un mayor o menor liberalismo económico, pero no hay vidas en juego", plantea.

Al Gobierno le digo que "no hay excusas ni faltas de consenso político que justifiquen la no defensa de la vida. Si no se encuentran consensos para su defensa, se obvian. Porque reitero que la vida está por encima de todo y de todos. Además, ¿qué consenso se iba a encontrar con una izquierda súperabortista que cuando pueda va a ir a más en lo del aborto y de regalo nos va a meter la eutanasia?".

"Siempre he opinado que siendo la ley importante, aunque fuera cicatera con el respeto absoluto con la vida, lo más importante era ayudar a las familias a tener hijos. Y eso requiere medidas de apoyo, incentivos fiscales, ayudas directas por cada hijo, ..., o sea todo tipo de acciones políticas y sociales que fomentaran la natalidad, menguaran el aborto e hicieran que España vislumbrara su futuro con más optimismo".

A su parecer, "el que ahora se hable de medidas de apoyo como alternativa a la retirada del anteproyecto, demuestra cómo las cosas no se han hecho todo lo bien que se deberían haber hecho en relación al apoyo a las familias, porque ya se debían haber tenido en marcha o aprobadas este tipo de acciones".

Además, opina que esas medidas sociales pueden no salir adelante porque "el PSOE y la izquierda en general no quieren saber nada de medidas positivas para la familia. Y si no al tiempo".

El concejal añade que tras la retirada de la reforma, "todos los partidos de izquierda brindaron con cava". "Y para otros, muchos militantes y votantes del PP, ha sido una noche triste, llena de pesadillas, donde se fueron rompiendo a trozos las esperanzas en un futuro mejor".

"Vamos a esperar cómo se van desarrollando los acontecimientos, y vamos a seguir luchando desde dentro cualquier ámbito de nuestras responsabilidades en la defensa absoluta de la vida, con la esperanza de que los nubarrones escampen", concluye.

Consulta aquí más noticias de Valencia.