El vicepresidente de la Junta y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, ha reiterado este jueves que hay que "abogar por una salida solvente y rigurosa" al "limbo e inseguridad" en el que se encuentran las viviendas alegales que existen en Andalucía y, sobre todo, por trabajar "todos juntos" para no hacer de esto un "debate político o partidario innecesario".

Así ha contestado en el Pleno del Parlamento andaluz a una pregunta oral de máxima actualidad del PP-A, cuya diputada Alicia Martínez ha acusado a Valderas y a su formación, IULV-CA, de "estar virando" a favor de la modificación de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) propuesta por la presidenta, Susana Díaz, pese a votar en contra en el Debate del Estado de la Comunidad de la semana pasada.

A juicio de la 'popular, esto se debe a que, detrás de esta medida, hay un fin electoral y a que a IULV-CA le importan más sus "sillones" en el Gobierno que su postura en esta materia, ya que en 2012 votaron "radicalmente en contra" de la modificación que se propuso entonces de esta norma.

Valderas, sin embargo, ha asegurado que si con algo se ha dado comienzo a la campaña electoral en este país es con "la retirada de la Ley del Aborto" por parte del Gobierno de la Nación y que, en Andalucía, lo que se está planteando simplemente es "avanzar, dentro de la ley, en dar soluciones eficientes y eficaces al conjunto de la problemática de vivienda que hay en la comunidad y que no son todas iguales".

En esta línea, ha dicho que comparte "todas las declaraciones" realizadas hasta la fecha tanto por parte de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, como de la consejera de Vivienda y Fomento, Elena Cortés (IULV-CA); de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano (PSOE-A), y del portavoz de su Grupo Parlamentario, José Antonio Castro, y que, por ello, siempre se ha manifestado con "prudencia exquisita" sobre este tema en el que está "reflexionando todo el Consejo de Gobierno".

Tras insistir en que, de ningún modo, se trata de "una amnistía" ni de "un café para todos", el vicepresidente se ha mostrado convencido de que en los próximos días la comisión creada entre Fomento y Ordenación del Territorio pondrá encima de la mesa una respuesta y una "salida rigurosa" para estas viviendas alegales, que la Junta cifra en una cantidad cercana a las 25.000.

Ante ello, Martínez le ha acusado de crear "frustración y desesperanza" entre las 275.000 familias de la comunidad a las que el Gobierno andaluz no prevé darle una solución para sus viviendas en situación de alegalidad y le ha preguntado si la Junta, en esta ocasión, va a colaborar con los Ayuntamientos para solucionar este problema o si les va a dar "de lado".

"Las cosas claras, señor Valderas, que este es un problema que lleva 14 años demorándose en Andalucía y ahora lo abren haciendo un daño irreparable a la imagen de Andalucía", ha censurado la diputada del PP-A, quien ha insistido en que con esta medida la Junta ha dado por iniciada la "campaña electoral para las municipales y las autonómicas".

Martínez también ha insistido en reprochar a IULV-CA que, ahora que "están sentados en el Gobierno", sí estén a favor de modificar la LOUA, algo que no considera "una casualidad" sino una consecuencia del pacto de Gobierno. En su opinión, esto "no es que se abra una brecha" en el Ejecutivo autonómico, "sino un abismo".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.