El Consejo Consultivo de Andalucía ha emitido una resolución en la que establece que el Ayuntamiento de Málaga debe indemnizar con más de 93.000 euros al padre y a la hermana del niño de seis años que fue atropellado por una carroza en la cabalgata de Reyes de 2013.

Este órgano justifica su decisión aludiendo a "la existencia de responsabilidad patrimonial" por parte del Consistorio, aunque no se atiende a la solicitud de compensación por el fallecimiento pocos meses después de la madre del menor.

Según el dictamen, publicado por el periódico 'Malaga Hoy' y que recoge Europa Press, se contempla la posibilidad de moderar la responsabilidad del Ayuntamiento atendiendo al "deber de vigilancia de los padres, más estrecho cuanto mayor riesgo puede presentar la proximidad de los niños a los vehículos, la existencia o no de vallado de seguridad, la acumulación de personas en el lugar y el posible desbordamiento del dispositivo de seguridad".

No obstante, se subraya que no sería lógico exigir a los progenitores que van a actos de este tipo con sus hijos pequeños que "su vigilancia sea tan extrema que impida el movimiento de los menores a su cargo, como tampoco podría justificarse una desatención de su cuidado que impida corregir conductas infantiles que puedan ser peligrosas".

Para presentar la demanda, el padre del menor aducía que el Ayuntamiento "no extremó las precauciones para prevenir accidentes en la organización de un evento con un alto índice de vulnerabilidad debido a la elevada presencia de público infantil".

Precisamente, el Consejo Consultivo señala, en relación con la colocación de vallas de separación entre el desfile y el público, que estos elementos "a menudo son sorteados por los espectadores", así como por niños que se cuelan por debajo o, incluso, se sientan delante.

Esta cuestión es, a juicio del citado órgano, "un reflejo del anormal cumplimiento del dispositivo de seguridad", en contra, sin embargo, de lo defendido hasta ahora por el Ayuntamiento.

En cuanto a los vigilantes que acompañaban la carroza y las discrepancias entre la parte reclamante y el Consistorio, el Consejo Consultivo de Andalucía considera que el problema no es el número de colaboradores.

Así, subraya que la cuestión es "la eficacia de su actuación, ejecutando instrucciones que debieron ser precisas y actuando con la suficiente determinación para evitar el riesgo de atropello, dado que no existían vallas de seguridad, y el vehículo, según declara el conductor, estaba rodeado de personas y niños siendo prácticamente imposible dominar todo el campo de visión".

ACCIDENTE

El accidente tuvo lugar el 5 de enero de 2013, sobre las 17.30 horas, cuando el menor fue arrollado por una carroza. A raíz de esto, se inició una causa penal, que fue archivada en dos ocasiones por el juzgado y una por la Audiencia, al estimar que no había elementos para considerar que hubo delito, apuntando a la vía civil. Además, en abril de ese año, la madre falleció por una cardiopatía.

Tras esto, el padre del niño reclamó al Ayuntamiento una indemnización de 312.100 euros por la muerte del pequeño y también por el fallecimiento de la madre. De la cantidad solicitada, el Consejo Consultivo de Andalucía estima que la Administración local debe pagar algo más de 93.000 euros.

Consulta aquí más noticias de Málaga.