La nieta mayor de Adolfo Suárez, Alejandra Romero, pide heredar el título de duque de Suárez

  • Existe a partir de ahora un plazo de treinta días para que puedan solicitar lo conveniente quienes se consideren con derecho a este título nobiliario.
  • Alejandra Romero Suárez es la primogénita de la hija mayor de Adolfo Suárez, María Amparo Suárez Illana, que falleció en el año 2004.
Alejandra Romero Suárez, durante una audiencia de la Asociación para la Defensa de la Transición.
Alejandra Romero Suárez, durante una audiencia de la Asociación para la Defensa de la Transición.
GTRES

La nieta mayor de quien fue presidente del Gobierno Adolfo Suárez (1932-2014), Alejandra Romero Suárez, ha solicitado formalmente la sucesión en el título de duque de Suárez, según ha publicado este miércoles el Boletín Oficial del Estado.

Seis meses después del fallecimiento de quien fuera presidente del Gobierno entre 1976 y 1981, el BOE ha publicado el anuncio de la División de Derechos de Gracia y otros Derechos del Ministerio de Justicia, mediante el que la nieta mayor del político pide la sucesión en el título por fallecimiento de su abuelo.

Según la normativa, existe a partir de ahora un plazo de treinta días para que puedan solicitar lo conveniente quienes se consideren con derecho a este título nobiliario, con Grandeza de España, creado por el rey don Juan Carlos en febrero de 1981, en reconocimiento a la labor realizada durante la Transición por Adolfo Suárez.

Alejandra Romero Suárez es la primogénita de la hija mayor de Adolfo Suárez, María Amparo Suárez Illana, que falleció en el año 2004 y, por lo tanto, la persona a la que corresponde heredar el ducado de Suárez.

Adolfo Suárez falleció el pasado 23 de marzo y recibió sepultura tres días después en el claustro de la catedral de Ávila, donde descansa junto a su mujer, Amparo Illana, bajo una lápida en la que puede leerse 'La concordia fue posible', un vítor de la Universidad de Salamanca en el edificio de las Escuelas Menores, tras un homenaje que le rindió en 2011. A escasos metros de su tumba, también se encuentra la de otro presidente del Gobierno, pero en el exilio, Claudio Sánchez Albornoz, en cuya lápida pueden leerse las palabras 'Ubi autem spiritus domini, ibi libertas' o 'Donde está el espíritu del Señor, allí hay libertad'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento