Pulitzer
Una de las imágenes ganadoras, en la que puede verse a Cyndie French y a su hijo Derek, en silla de ruedas y aún así lleno de júbilo, en el corredor de un hospital. Renee C. Byer (Cortesía Pulitzer Prize-Columbia University)
La fotógrafa del periódico Sacramento Bee Renée C. Byer fue reconocida el lunes con el premio Pulitzer 2007 al mejor reportaje fotográfico.

El reportaje que la hizo merecedora del premio se titulaba "El viaje de una madre" y contaba la historia de Cyndie French, una madre soltera, y de su hijo Derek, aquejado de un neuroblastoma, un tipo poco habitual de cáncer. Pulitzer

Las emotivas y a la vez descarnadas fotografías de Byer sirvieron para ilustrar una serie de cuatro artículos en la que se narraba la lucha imposible contra el cáncer del pequeño (entonces con solo 10 años) y el coraje y entereza de su madre.

Las fotos acompañaron al texto escrito por Cynthia Hubert y fueron publicadas en el Sacramento Bee en el verano de 2006.

El jurado que le otorgó el premio destacó "el retrato íntimo de una madre soltera y de su hijo a medida que éste pierde su batalla contra el cáncer".

Fue un regalo que me dieran la posibilidad de estar ahí

Al recibir la confirmación del premio, la fotógrafa recordó lo difícil que le resultó el proyecto, al saberse dividida entre la necesidad personal de ayudar a la madre y a su hijo y la profesional de permanecer al margen y de dejar que las cosas siguieran su curso natural.

"Estaba documentando una historia que necesitaba ser contada, y fue un regalo que me dieran la posibilidad de estar ahí. Durante todo el tiempo sentía que lo que estaba viviendo podía servir para llevar esperanza a otras familias", declaró Renée C. Byer al saberse ganadora del premio, como informa su propio periódico.

Dificultades financieras

El reportaje se asomaba a la vida diaria de madre e hijo desde diversos aspectos: el financiero, con una familia que se las veía y deseaba para hacer frente a una tragedia de esas proporciones; el de la falta de recursos sanitarios, con retrasos que destrozaban los nervios de la madre; y, finalmente, como asegura el periódico, el del dolor indescriptible que provoca en una madre la pérdida de un hijo.

La madre de Derek no se mostró sorprendida por el galardón que le fue concedido a Renée, el más importante de Estados Unidos, y aseguró que su hijo confiaba en que se lo llevaría y que le dijo: "Mamá, Renée sabe captarlo".

El reportaje tuvo tanto impacto cuando fue publicado en el diario que permitió a la madre de Derek cumplir el deseo de su hijo y crear una ONG para ayudar financieramente a las familias con hijos enfermos.