Kiril V., un ciudadano ruso de 27 años de edad, ha sido puesto en libertad sin cargos por la Policía de Torremolinos tras descartarse su implicación en la muerte de su esposa , la ciudadana polaca Joanna Teresa W., de 26 años, ayer martes en Benalmádena, Málaga.

La difunta tenía heridas propias de un estrangulamiento
Él mismo llamó a la Policía al llegar a su domicilio y encontrar el cuerpo sin vida de su compañera sentimental, pero
los agentes le arrestaron al llegar a la casa al sospechar que se pudiera tratar de un nuevo caso de violencia de género.

Se siguen investigando las causas de la muerte

Las posteriores pesquisas policiales descartaron la implicación de Kiril V. en la muerte de su esposa, que presentaba evidencias de estrangulamiento con un cable, pero que no fueron la causa final de su fallecimiento.

Todavía se esperan los resultados de la autopsia y de las pruebas toxicológicas practicadas al cuerpo sin vida de Joanna Teresa W. para determinar cuál fue la causa final de su muerte.