Adiós a la lectura, al estudio y al trabajo duro para mejorar la inteligencia; desde Inglaterra puede llegar la mejor panacea jamás inventada: píldoras para aumentar la inteligencia.

El gobierno británico está analizando el impacto de una nueva generación de medicamentos que, al parecer, hacen a la gente más inteligente, según publica la BBC.

Ayudan a la gente a pensar más rápido, a relajarse o a dormir más eficientemente
El
Ministerio de Sanidad británico ha pedido a la Academia de Ciencias Médicas del país anglosajón que estudie el efecto de estos fármacos, que han tenido una gran acogida en Estados Unidos, y mandará un informe al gobierno en noviembre.

Según fuentes gubernamentales, se cree que estos "potenciadores de la inteligencia" podrán llegar a ser "tan comunes como el café" dentro de un par de décadas, y que se usarán tanto para aprobar un examen o como para ser más competitivo en su trabajo.

Ayudan a la gente a pensar más rápido, a relajarse o a dormir más eficientemente y es precisamente esto lo que ha alertado a los críticos, que consideran que a la vez pueden producir falta de sueño y provocar daños al cerebro y al sistema nervioso e incluso puede llegar a ser adictivo.

En Estados Unidos, estos fármacos los usan los camioneros que deben someterse a largos trayectos, los estudiantes y los taxistas, porque necesitan dormir pero también estar alerta durante varios días.

Sin embargo, ya son muchos los estudiantes y ejecutivos norteamericanos que tratan de conseguir el medicamento a través de la Red para mejorar su rendimiento.

Contra la narcolepsia

El modafinil es uno de los medicamentos estrella a este respecto.

En su origen fue desarollado para combatir la narcolepsia, un trastorno del sueño que duerme al que la sufre de manera involuntaria y sin previo aviso.

Recordaban sin gran dificultad secuencias numéricas largas y habían mejorado su memoria a corto plazo
Experimentado por la Universidad de Cambridge en 2002 con voluntarios que no padecían la enfermedad, descubrieron que se mejoraba de manera extraordinaria el rendimiento cognitivo, con una pequeña dosis.

Según los voluntarios, el fármaco les hizo sentir alerta y dedicados por completo al problema que tenían que resolver.

Lo cierto es que, dos horas después de su consumo, estos conejillos de indias recordaban sin gran dificultad secuencias numéricas largas y habían mejorado su memoria a corto plazo.

El fármaco se había alterado con un placebo que no causó ningún efecto sobre los voluntarios.

El año pasado, el ejército británico probó el modafinil antes de la guerra de Irak, aunque el gobierno afirma que nunca ha sido tomada a la hora de combatir.

También fue probado por el Comité Olímpico Internacional, que ha prohibido el modafinil junto a otro estimulante: la efedrina.

Desde que fue lanzado en 2004, el modafinil ha aumentado sus ventas en un 39%.

Otro fármaco estimulante: las ampakinas

Gary Lynch, profesor de la Universidad de California inventó un fármaco llamado ampakinas, que también respondía a las funciones cognitivo-estimulantes.

Fueron diseñados para aumentar la memoria y las capacidades cognitivas

Los experimentos llevados a cabo con animales dieron como resultado que el fármaco facilitaba la creación de conexiones neuronales que no existen habitualmente entre algunas regiones cerebrales.

"Fueron diseñados específicamente con el objetivo de aumentar la memoria y las capacidades cognitivas" afirma el profesor Lynch.

Según él, el proceso permite a la gente la elaboración de pensamientos que están "más allá del alcance de un cerebro normal".