El Tribunal Supremo ha descubierto que la ilegalizada Batasuna ha recuperado 48 'herriko tabernas' cerradas desde el año 2003 debido a que el juez Baltasar Garzón no renovó la orden de anotación preventiva de embargo en el Registro de la Propiedad, según informaba el miércoles el diario El Mundo.

Tal y como informa el mismo diario, Joaquín Samper, presidente de la Sala de lo Social, expuso esta situación ante los miembros de la 'Sala del 61' del Supremo, quines se quedaron "sumamente preocupados".

Sin embargo, El País publica este mismo día que Garzón ratificó de oficio el pasado viernes los embargos dictados en 2003 y que, a pesar de que el 29 de abril de 2006 vencieron automáticamente las anotaciones preventivas, el embargo sigue vigente.

Además, añade que en la época en la que vencieron los plazos el titular del juzgado era Fernando Grande-Marlaska. 

Plazos de cuatro años

  • Las anotaciones preventivas caducan cuatro años después de la primera anotación.
  • Pueden prorrogarse de cuatro en cuatro años antes de que se acabe el plazo anterior.

¿Qué pasa si no se prorroga?

  • El registrador de la propiedad se ve obligado a levantar el embargo.
  • Los dueños vuelven a disponer de esos bienes.