El etanol, un combustible limpio y renovable que ayudaría a reducir la contaminación y el calentamiento global, es peligroso para la salud y su uso puede aumentar los males respiratorios, advierten científicos estadounidenses.

En un estudio publicado en la revista Environmental Science & Technology, los científicos de la Universidad de Stanford pronosticaron que las muertes por afecciones respiratorias aumentarán en la misma medida en que aumente el uso del etanol.

Según Mark Jacobson, científico que dirigió el estudio, sus resultados muestran que un elevado nivel de mezcla de etanol con gasolina (E85) plantea un riesgo igual o mayor para la salud que la la gasolina sola.

Año 2020

Esa deducción se basó en modelos informáticos con los que los científicos simularon la calidad del aire en el 2020 cuando se espera que haya una gran cantidad de vehículos que usen etanol como combustible principal en EEUU.

El estudio simuló las condiciones atmosféricas en todo el país, y se centró principalmente en Los Ángeles

Aunque simuló las condiciones atmosféricas en todo el país, el estudio se centró principalmente en Los Ángeles, considerada una de las ciudades más contaminadas de Estados Unidos.

Los resultados indicaron que los vehículos con E85 reducen los niveles atmosféricos de dos carcinógenos, pero aumentan los de otros dos.

"Como resultado, es probable que la incidencia de cáncer sea similar. Sin embargo, en algunas partes del país el E85 aumentó de manera considerable el ozono, un ingrediente principal del esmog", mezcla de humo y niebla, según indica el estudio.

Datos

La inhalación de ozono puede reducir la capacidad de los pulmones, inflamar sus tejidos, aumentar las afecciones asmáticas y alterar el sistema de defensa inmunológica de una persona.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de 800.000 personas mueren cada año en el mundo por los efectos del ozono y otras sustancias químicas del "esmog".

"En nuestro estudio, en el 2020 el ozono y el E85 causarían 200 muertes más en Estados Unidos y 120 de ellas ocurrirían en Los Ángeles", señala Jacokson.

Esta tasa de mortalidad representa un aumento de alrededor de cuatro por ciento en EEUU y del nueve por ciento en Los Ángeles sobre las muertes proyectadas si continuara usándose sólo gasolina en el 2020, añadió.