Origami, el UMPC original
Origami, el UMPC original. (Samsung)

Los Ultra Mobile Personal Computer (UMPC) son pequeños ordenadores, a caballo entre una PDA, un ordenador portátil, un Tablet PC y un teléfono móvil avanzado, que reúnen las funcionalidades de todos estos dispositivos.

Son potentes ordenadores portátiles de reducidas dimensiones (alrededor de siete pulgadas de pantalla y menos de un kilo de peso), pero con grandes posibilidades para la comunicación.

Como sus teclados son muy pequeños, los UMPC incorporan también una pantalla táctil para manejar todos los programas e introducir datos.

En 2006 se filtraron los primeros datos de un nuevo proyecto que Microsoft tenía entre manos. Se anunció el nombre de un futuro dispositivo móvil, que integraría Windows y que sería un todo en uno definitivo. Nacía Origami. La colaboración entre Samsung y Microsoft hacía surgir un nuevo concepto, el UMPC.

Al contrario que con los teléfonos móviles o con las PDA, para el usuario final lo que aparece en pantalla es lo mismo que tiene en su ordenador personal: un sistema operativo (Windows, Mac OS o Linux), todas las herramientas ofimáticas conocidas, las aplicaciones multimedia necesarias para disfrutar del ocio y programas para gestionar el correo electrónico o realizar llamadas.

Pero lo mejor de estos miniordenadores son sus posibilidades añadidas. Como concepto de dispositivo plenamente portátil, está preparado para que podamos estar en contacto a través de correo electrónico, mensajería instantánea, voz sobre IP, videoconferencia o redes de telefonía móvil.

Además, pueden utilizarse como dispositivos multimedia portátiles: para escuchar música, ver fotos o películas. Pero sus posibilidades no acaban ahí. Ya se están desarrollando aplicaciones que permitirán ver la televisión digital, utilizarlos como navegador GPS o para controlar los electrodomésticos.

Entre los rasgos más positivos del UMPC está la integración de trabajo, ocio y comunicación en un dispositivo fácil de manejar gracias a la pantalla táctil.

Pero la duración de la batería no es acorde a lo que se espera de un producto con tantas funcionalidades.

Además, su precio actual es aún prohibitivo, aunque se pueden encontrar desde 900 euros.

Origami, el UMPC original. Desarrollado por Samsung, junto con Microsoft, se le considera como el primer UMPC. Su principal característica es no ofrecer un teclado físico y haberlo sustituido por la tecnología Dial Keys, una forma de escribir en pantalla con los pulgares. Es posible conseguirlo por menos de 1.000 euros.

* Samsung Q1

El último en llegar. Con 30 GB de almacenamiento, está a medio camino entre un ordenador y un teléfono móvil, dadas sus capacidades de conexión. Saldrá en el tercer trimestre de este año.

* HTC Shift

La espera tiene premio. Asus ha preferido esperar un poco más que sus competidores. Windows Vista, GPS, seguridad mediante huella, cámara de 1,3 MP, WiFi, Bluetooth, ranura para tarjetas SD, etc.

* Asus R2H

De segunda generación. Tuvo un modelo previo, pero se actualizó para incluir almacenamiento SSD de 32 GB y Vista como sistema operativo, además de otras opciones. Ronda los 3.000 euros.

* Sony Vaio UX1 Ultra