Para ello, tanto la Politécnica como la CEVEN llevarán a cabo un estudio. El objetivo es acabar con las ventas sin precio pactado que son «el principal cáncer de la citricultura», según Vicente Caballer, catedrático en Economía Agraria. Los impulsores de esta iniciativa pretenden que el precio medio se pueda aplicar en la próxima campaña citrícola, que comienza en septiembre.