Que la Policía Nacional o la Guardia Civil puedan intervenir de oficio en los accidentes laborales graves y con resultado de muerte como hacen en los homicidios y asesinatos.

Ése es el objetivo del acuerdo que impulsan CC OO y UGT con la Delegación del Gobierno
  Ése es el objetivo del acuerdo que impulsan CC OO y UGT con la Delegación del Gobierno para hacer frente a la siniestralidad laboral.

 

La Delegación del Gobierno se comprometió ayer con  UGT y CC OO a poner en marcha un convenio (para el que no hay fecha) entre el Consejo General del Poder Judicial, la Fiscalía del Estado y los Ministerios de Interior y Trabajo que encargue a la Policía Judicial la custodia y presentación de pruebas en los casos graves y mortales para depurar responsabilidades penales.

En la actualidad, la mayoría de accidentes se aclaran por la vía administrativa mediante la Inspección de Trabajo, aunque los policías locales de Madrid ya tienen funciones judiciales en los accidentes.

Más muertes en marzo 

La siniestralidad laboral le ha costado la vida a 44 trabajadores en el primer trimestre de este año, cinco menos que en el mismo periodo de 2006.

Aún así, los sindicatos llaman la atención sobre el hecho de que en marzo se han disparado las muertes en el tajo: se ha pasado de 10 a 17 fallecimientos, un incremento del 70%. En 2006 murieron 168 personas mientras trabajaban.