Varios vecinos, cortando ayer la avenida del Mediterráneo.(Linda Ríos)
Varios vecinos, cortando ayer la avenida del Mediterráneo (LINDA RÍOS) LINDA RÍOS

Un grupo de vecinos del barrio de Santa Eugenia (Villa de Vallecas), se echó ayer a la calle e impidió durante unos quince minutos el paso de un autobús de la línea 58 de la EMT para pedir que se aumente el número de vehículos en esa ruta.

La de ayer fue la tercera jornada de protesta. Ocurrió pasadas las 19.00 horas en la confluencia de la avenida del Mediterráneo con Fuentespina.

Los vecinos vienen denunciando desde hace tiempo que la línea 58, cuya ruta va desde Puente de Vallecas hasta Santa Eugenia, tarda entre 15 y 30 minutos de una parada a otra, cuando lo normal son, como máximo, ocho minutos. Los retrasos, dicen los vecinos, les ocasionan múltiples inconvenientes en sus desplazamientos.

 

"Hemos tenido ya varias reuniones con el Consorcio de Transporte y hemos pedido dos autobuses más. Ahora funcionan sólo ocho", contaba ayer Carrión Chaves, un portavoz vecinal.