La agresión se inició cuando los jóvenes piropearon e increparon a una chica y el varón que la acompañaba salió en su defensa, informó la Policía Local.

El arresto se produjo el domingo, sobre las 6.00 horas, después de que unos jóvenes alertaran de los hechos a unos agentes. Los policías cruzaron su coche con el de los jóvenes para impedirles el paso y evitar su fuga.

Paralelamente, otra dotación auxilió a la pareja agredida. Al lugar se desplazó una unidad sanitaria que trasladó a los heridos al Hospital de La Princesa, pues el varón sangraba por la cabeza mientras que la mujer lo hacía por la boca. Las víctimas fueron golpeadas en el suelo y les pisaron la cabeza.