Más de 75 artistas de todo el mundo participarán este año en la cita de música electrónica por excelencia, el Monegros Desert Festival, que se celebrará en Fraga el próximo 7 de julio. Mala Rodríguez, Nasch, Underworld o el incombustible Dave Clarke son sólo algunos de los músicos que pondrán el ritmo en la explanada de Monegros.

El festival, que espera reunier a 42.000 seguidores de diversos puntos de España, presenta este año uno de los carteles más amplios que, además, todavía está abierto y podría incrementarse de aquí al verano. Será, además, el único escenario de España en el que podrá verse a Snoop Dogg en su gira por Europa.

Las entradas costarán 58 euros hasta el próximo 30 de abril y después el precio se incrementará hasta los 60 euros. Se pueden obtener en Internet (www.f135.com con 2 euros de comisión bancaria) y en diferentes tiendas y puntos autorizados de venta (club Florida y Tick Tack Ticket, entre otros), además de en taquilla (en este caso, por 65 euros). También se pueden comprar a través de los cajeros de Ibercaja (con 2 euros de recargo para los que no sean clientes).

Seis escenarios distintos

El recinto, por el que pasarán artistas de la talla de Slam, DJ Hell, Falsalarma o Andreas Kremer, contará con seis escenarios diferentes (se ha añadido uno), además de bares, terrazas, guardarropas y baños. También incluye una tienda de merchandasing con recuerdos del evento.

La página web del festival, www.monegrosfestival.com, incluye una sección con diferentes rutas para encontrar la finca donde se celebrarán los conciertos sin perderse. Se fletarán autobuses desde Madrid, Barcelona, Zaragoza, Lérida y Francia. La organización colocará dos parkings diferentes: uno para los que acceden desde el norte y levante y otro para los que llegan desde el centro y el sur.

Un festival con moneda propia

El monegrino es la moneda oficial y el único medio de pago aceptado en las barras y puestos de venta de comida.  Cada moneda equivale a un euro y se compran en unas taquillas a la entrada del recinto. Para combatir el calor se habilitarán duchas, aunque la organización recomienda a los asistentes llevar gorras, gafas de sol y protectores solares.

Las puertas del festival se abrirán a las 17 horas y no se podrá salir antes de las 4 de la madrugada. En caso contrario, habrá que pagar de nuevo para volver a entrar.