Así lo denunciaron ayer los responsables de diversas asociaciones de agricultores y consumidores de la comunidad.  Explican que estas compañías «obligan a empresas y cooperativas agrarias a realizar ofertas a la baja para atraer al consumidor, que no se beneficia de precios bajos».