Según publica el diario The Mail, la cantante quiere dormir en una suite separada de su esposo en Los Ángeles.

«Los Beckham están viviendo vidas paralelas y David no está muy satisfecho con eso», comentó un amigo del futbolista a la publicación. «Él tiene un calendario en su cuarto y marca todos los días que no pasan juntos», añadió.

Tal y como publica The Mail, la pareja sufre desavenencias por causa de los planes de su ya próxima mudanza a California. Las diferencias salieron a la palestra ayer, día en que Victoria celebraba su 32 cumpleaños.