Denzel Washington recibe el Premio Donostia
El actor estadounidense Denzel Washington recibe el Premio Donostia de manos del director Antoine Fuqua. EFE

Denzel Washington ha protagonizado este viernes el momento estelar de la gala de apertura de la 62 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián al recoger el Premio Donostia, un galardón que reconoce una carrera que no hubiera sido posible sin la "pasión" que le ha mostrado el público. Ante un abarrotado auditorio del Kursaal que le ha regalado una calurosa ovación, Washington ha recibido el premio de manos de Antoine Fuqua, su amigo y director de su última película El Protector, que inaugura el Zinemaldia.

El actor se ha mostrado "conmovido" por la "pasión" que el público le ha demostrado "en las calles" de San Sebastián De riguroso negro, el actor, que ha encarnado a personajes como Malcom X o Huracán Carter, se ha dirigido al auditorio mediante señas para que cesaran los aplausos y ha pronunciado un pequeño mensaje de agradecimiento, no sin antes corregir a Fuqua que ha saludado con un "buenos días" en español. "Es buenas noches", ha rectificado Washington al director con el que obtuvo un Oscar por The Training Day y con el que prepara un "remake" de Los siete magníficos.

"No sé español, pero mi corazón 'is spanish'", ha asegurado el actor, que se ha mostrado "conmovido" por la "pasión" que el público le ha demostrado "en las calles" de San Sebastián y por su apoyo, sin la cual su trabajo de años en el mundo de la interpretación no hubiera sido posible, ha reconocido.

Fuqua ha destacado del primer premio Donostia negro su capacidad "increíble" como actor, además de su "gran compasión y corazón".  "Es una de las personas más sinceras que conozco" y sus actuaciones "trascienden" porque es un intérprete con "mucho poder y con un don", ha remarcado.

Tampoco los presentadores de la gala han escatimado halagos hacia el actor, que cuenta en su haber con dos Oscars, dos Globos de Oro, dos Osos de Plata y otros 60 premios, y del que han destacado su polifacética carrera que "rompió moldes" y "abrió puentes" para otro modelo de interpretación.

Washington ha llegado sobre las 14.20 horas de este viernes, a bordo de un vuelo privado, a la capital guipuzcoana, donde ha derrochado simpatía con los centenares de admiradores que se han arremolinado en torno al Hotel María Cristina, que aloja a las estrellas del Festival. El actor no ha escatimado en saludos, "selfies" y autógrafos a los admiradores que han tenido la oportunidad de contemplar de cerca a su ídolo.

El buen humor ha sido también la nota que ha impregnado la multitudinaria rueda de prensa celebrada por la tarde, en la que la estrella de Hollywood ha asegurado que no se arrepiente de nada de lo que ha hecho en su trayectoria profesional porque es lo que le ha posibilitado llegar a San Sebastián y ser reconocido con el Premio que ha recibido.

La gala de apertura, a la que ha asistido el ministro de Cultura, José Ignacio Wert, ha arrancado con un recuerdo al actor Alex Angulo, el productor Javier Ibarretxe y el artista Nestor Basterretxea, fallecidos este año.

Durante los poco mas de 50 minutos que ha durado la ceremonia, caras conocidas del panorama cinematográfico español como Maribel Verdú, Unax Ugalde, Cayetana Guillen Cuervo, Mireia Gabilondo, Eduard Fernández o Imanol Arias han presentado las diferentes secciones del Festival, que este año cuenta con 17 películas en la competición por la Concha de Oro. También han subido al escenario los miembros del jurado presidido por el productor Fernando Bovaira, entre los que se encuentra la actriz Natasha Kinsky.

Poco antes, todos ellos han desfilado por la alfombra roja del Kursaal ante la expectación de cientos de personas que se han congregado para ver a los "guapos" y "guapas" del panorama cinematográfico nacional e internacional.