Holanda, Alemania y Bélgica, tres países con una jornada laboral de media más corta, encabezan la lista de los europeos más productivos según el Euroíndice IESE-ADECCO, que estudió el mercado laboral durante el último trimestre de 2006 en siete países, que representan el 75% de la población y del PIB de la Unión Europea. Durante 2006 la productividad media por persona creció un 1% en los siete Estados analizados, pero a nivel particular, en España bajó un 0,2%. Según el estudio, cuantas más horas se trabaja se tiende a disminuir el aprovechamiento que se hace de cada una de ellas. Los hombres en España trabajan 41,8 horas semanales, 30 minutos más que la media europea, y las mujeres 39,8, 42 minutos más que en el resto de países.